De cómo mi hija dejó el pañal

|

11 de marzo de 2016

8:40

Hoy les cuento la experiencia de mi niña para dejar los pañales...


Hace un tiempo escribí sobre mi experiencia con la lactancia materna con mi hija de dos años y como me sentía al respecto.

Ahora quiero también contar otra historia con el proceso de dejar los pañales y comenzar a ir al baño; una tarea que puede resultar cuesta arriba para muchos padres y que muchos prefieren ir dejando para luego hasta que no queda mas remedio que plantar cara.

Esta es otra de esas batallas que damos las madres que puede dejarnos exhaustas si lo peleamos irracionalmente, o que puede darnos mucha satisfacción si anteponemos las necesidades de nuestros niños antes que nuestra comodidad.

Veo que muchas madres entran en competencia con otras a ver cual hijo ha dejado el pañal a menor edad; esta frustración se refleja en el apuro de "entrenar" a niños que no están listos para ello.

Nuestra idea desde el principio fue hacer todo de forma natural, sin apuros, al ritmo de la niña; un aprendizaje, no un entrenamiento, como si de un cachorrito se tratara.

Como toda las cosas que hago y especialmente las que desconozco o quiero saber más, leí innumerables artículos en internet y las tácticas que usaban las madres para enseñar a sus niños y también la opinión de los "expertos" (léase pediatras y especialistas).

Leyendo algunos de esos artículos y hasta mirando videos, me aterró la idea de algunas "técnicas" en la que los niños aprenden a ir al baño en tres días. 😨

Algo así como que toda la familia se mudaba al inodoro por un fin de semana, dando líquidos al niño a mas no poder y obligándole a sentarse cada media hora para que orinara, me parece una tortura china.

¿Cuándo comenzar?

Nosotros lo hicimos cuando mi niña cumplió 18 meses. Ella dio señales que estaba lista porque le molestaba tener el pañal mojado.

Hay que estar atentos a estos detalles: hay niños que se esconden en un rincón, otros comienzan a llorar, otros tratan ellos mismos de quitarse el pañal, cosas así...

Creo que esta señal que da el niño es la clave para comenzar el proceso con buen pie. Nadie va al baño cuando alguien te ordena ir, sino cuando tienes ganas, así de sencillo.

¿Te ha pasado que tienes ganas al baño y tienes algún tipo de presión o apuro, alguien tocando la puerta o cosas así y no puedes terminar tus asuntos? No pensemos que es distinto con los niños.

Desde el principio, le hablé a mi hija de que se trataba, haciendo hincapié en el hecho de sentir ganas y le tocaba la barriguita indicándole, un poco haciéndola entender.


Cómo lo hicimos.

  • Ok, lo primero que hicimos fue comprar un pequeño inodoro. Mi esposo se fue a la tienda y buscó uno lindo de Minnie 😄 y por supuesto ella estaba feliz pensando que era un juguete; al principio la dejamos que jugara con él, pero luego que lo empezó a usar, le explicamos por qué no podía meter sus juguetes allí.
  • Compramos ropa interior que ella usaba en la casa durante el día. También la dejaba desnuda a ratos, para que sintiera la diferencia de estar sin el pañal.
  • Colocamos su inodoro en el área que mas tiempo pasa: su área de juego.
  • Cuando yo voy al baño, dejaba que ella entrara si quería; yo le explicaba que mamá también hacía pipí, pero en un inodoro más grande.
  • La sentaba en su inodoro antes de dormir y en la mañana al levantarse, aunque no hiciera. También la senté en ocasiones en el inodoro regular cuando ella se sentía a gusto, no lo dejen para luego, hay niños que le toman miedo.
  • Después de unos meses, le dimos a ver dos vídeos; Potty Princess y  Poop Song. El primero hizo un cambio casi inmediato en su forma de entender el proceso; eso lo puedo explicar porque ella es muy visual, y viendo como la niña hacía las mismas cosas que ella, parece que la hizo entender mejor. El segundo era más de diversión, pero también reforzando la idea de "sentir ganas de ir"
  • Le hice una corona de foamy con figuras geométrica y flores, un poco recordando a la princesa del vídeo, a ella le encantaba.
  • Es conveniente tener a mano papel toalla y limpiadores para atender los accidentes en casa; son muy frecuentes.

Qué no hacer.

Por mas que sintamos que la cabeza nos vuela porque se hace en el piso en lugar de avisarnos, jamás de los jamases hay que reprenderlos, nunca, ever...

Como dije antes, este es un proceso en el que el niño está aprendiendo a conocer como funciona su cuerpo; con cada paso, incluidos los accidentes, hay que educarlos de forma amorosa y comprensiva.

En qué etapa estamos

Después de seis meses, ella enfermó de una tos terrible que la hizo perder el ritmo del aprendizaje y prácticamente empezamos de nuevo con todo el proceso una vez se recuperó de su enfermedad; fue muy frustrante porque tenía muchos accidentes, pero luego todo siguió su curso normal.

Pronto nos dimos cuenta que se levantaba y su pañal estaba seco; después de unas semanas con ese patrón, le quité definitivamente el pañal para dormir; creo que en todo este tiempos sólo ha tenido 2 accidentes por la noche.
  • Comenzamos a salir a la calle sin ella usar pañal, hasta entonces era el único momento que lo usaba.
  • Cada vez que salimos le digo que necesita hacer pipí antes de salir, y que si en un momento tiene ganas, que debe avisarme. Por supuesto que siempre tengo a mano un cambio de ropa por si algo pasa; hasta ahora ningún problema.
  • En los baños públicos, la subo en mis brazos para que haga en el lavamanos.
  • Cuando llegamos a casa, le recuerdo que hay que ir al baño.
  • Hace unos días ella misma ha empezado a bajarse su ropa interior y sentarse en el inodoro; también muestra interés en limpiarse.
  • Todavía tiene algunos accidentes, especialmente cuando está muy ocupada jugando.
  • De esta manera, hemos llegado a los días cuando mi niña de dos años y medio dice expresiones como necesito hacer pipí o caca, necesito ir al cuarto de baño, o pidiéndome el papel para limpiarse y dice "quiero hacerlo yo solita".

Conclusión

  1. Le doy todo el crédito de este aprendizaje a mi hija; aunque tuve momentos de mucha frustración, en la misma me daba cuenta que apenas es una niña aprendiendo a entender como funciona su cuerpo.
  2. No apuren a sus niños, cada uno tiene un ritmo, hay que asegurarse que están listos para comenzar el proceso. Tampoco hay un tiempo establecido para que culminarlo; algunos niños llevan más tiempo que otros.
  3. Esto no es algo que debe ocurrir a conveniencia de los padres; el cuerpo tiene un ritmo natural que terceros no pueden controlar.
  4. A las mamás y papás les digo: necesitamos llenarnos de paciencia, amor y sabiduría, somos el ejemplo y sostén de nuestros hijos, no hay que defraudarlos, recordemos que los niños también son personas merecedoras de respeto y comprensión...

Me encantaría saber tu opinión y experiencias sobre este tema.

Muchas gracias por leerme y que tengas lindo día! 😘


Angélica.

Encuéntranos en Pinterest Bizcochos y Sancoc

Pin This Share on Google Plus Email This

Seguro que también te gusta

4 comentarios

  1. Que buenos tips Angélica! Yo estoy tomándome este proceso con muuucha paciencia, por suerte vamos haciendo algunos progresos. La siento todos los días un rato en la pelela, si no pasa nada, le vuelvo a poner el pañal, sin presiones. Hoy logramos que haga en la pelela! Espero que para el verano pueda dejar los pañales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Romina, no queda de otra, paciencia. Intenta ponerla un poco después de comer, generalmente dan ganas de ir al baño. Déjala sin pañal después que la pongas en la pelela (supongo que es el inodoro, jaja!) para que vaya sintiendo la diferencia. Suerte en el proceso. Un gusto tenerte por aquí, gracias por visitar!

      Eliminar
    2. Perdón, me olvidé de aclarar, pelela, escupidera, bacinica, potty, no sé como se le dice en Venezuela. En Argentina le decimos pelela. No puedo dejarla sin pañales por ahora, voy a probar cuando ya no haga frío. A ella le cuesta un poco más este proceso que a otros nenes porque tiene autismo, pero por suerte esta haciendo muchos avances gracias al jardín de infantes y las terapias.

      Eliminar
    3. Si, lo imagine, es muy curioso todos los nombres que se le da al pequeño inodoro en distintos lugares. Yo creo que a lo importante es no forzar a los niños pero no dejar de estimularlos para que hagan avances a su ritmo, un beso a tu beba

      Eliminar

Gracias por unirte a la conversación, me alegras el alma y animas el blog con cada comentario que dejas. Mil gracias!!