Tradicional dulce de lechosa en almíbar con natilla

|

22 de abril de 2017

5:00

Un dulce criollo venezolano acompañado con una sencilla natilla; es muy popular en Semana Santa, Navidad o cualquier época del año.

Dulce de lechosa verde en almíbar acompañada con natilla. Receta tradicional venezolana muy popular durante la Semana Santa y la Navidad



He andado un poco achicopalada estos días y no me ha provocado publicar. He faltado a mi cita de los miércoles por dos semanas.

Muchos saben la situación que está pasando mi país, Venezuela. Estos últimos días han sido muy convulsos y eso me tiene con el corazón arrugado y muy preocupada.

Pero no quería perderme esta cita con mis compañeras blogueras porque precisamente, tengo para compartir un dulce de lechosa en almíbar, una receta infaltable en el recetario criollo venezolano junto con otros dulces como el quesillo y el majarete.

Además de mi pequeña gran familia, este blog es mi refugio y mi forma de expresión, y no quiero dejarlo decaer a pesar de las circunstancias en las que por ahora, sólo puedo orar para que esta pesadilla termine mas pronto que tarde.

En Venezuela he dejado a mi familia, mis amigos, mi vida y mis sueños; no puedo dejar que la represión, la injusticia y la maldad, me venzan aquí también.

Así que con el alma esperanzada y algunas lágrimas nublando mis ojos les hablo de mi receta de hoy.

En Venezuela conocemos a la papaya con el nombre de lechosa, debido a que cuando se corta del árbol o se hacen algunas incisiones en la piel cuando está verde, brota un líquido lechoso.

Es muy común el consumo de papaya madura para hacer jugos y merengadas; se le atribuyen muchos beneficios a la salud y recuerdo que en casa la comíamos troceada con un poquito de jugo de limón y azúcar y era una merienda perfecta, así no mas.

Para preparar el dulce de lechosa, es importante buscar una fruta que esté muy verde o comenzando a madurar la cual es firme al tacto y tiene algunos puntos amarillos.

Esta vez la presento en un dulce tradicional muy apreciado especialmente durante la Semana Santa y la Navidad; es muy popular por lo económico y porque además, muchas personas tienen en los patios de las casas una matica de lechosa.

Preparé este postre para estos pasados días santos y me guardé la receta para compartirla en el Reto Sabor y Color de Temporada que organiza la amiga Pilar del blog Postres Originales, un blog llenito de cosas ricas por donde se le mire.

He acompañado el dulce con una sencilla natilla que se prepara con leche y maicena y que es el acompañante perfecto pues contrasta muy bien en textura, sabor y refresca un poco el paladar.

Dulce de lechosa verde en almíbar, aromatizado con canela, clavos de olor y guayabita. Acompañe el dulce con una natilla

Para hacer este dulce, es importante hacerse con una papaya-lechosa bien verde; la mía estaba "pintona" como le decimos a las que comienzan a madurar pero que todavía están firmes.

La verdad que me ha gustado mucho el resultado: el color tan doradito y con apariencia muy brillante; la textura "al dente" porque no me gusta muy suave, y el sabor de la fruta aromatizada suavemente por las especias: canela, clavitos de olor y guayabita.

Yo he preparado poca cantidad porque en casa somos pocos, la gente allá acostumbra hacer "olletones" del dulce para compartir con toda la familia y vecinos, pero lo bueno es que este dulce dura mucho tiempo si se almacena adecuadamente refrigerado en una envase de vidrio.

Les dejo un paso a paso de fotografías para realizar este tradicional dulce de la cocina venezolana, con la invitación a que lo preparen.

Paso a paso en la elaboración del dulce de lechosa: quitar la piel y las semillas, cortar en cuñas delgadas o trozos, colocar en un recipiente con agua y agregar bicarbonato, lavar y transferir a una olla y colocar el resto de ingredientes, cocinar por espacio de 1 hora aproximadamente

Vamos con la receta

Receta para preparar dulce de lechosa en almíbar con natilla, receta venezolana


Receta tradicional venezolana de dulce de lechosa (papaya) verde en almíbar, acompañado de natilla de maicena.

Ingredientes
  • 1 lechosa verde o pintona de 750 gramos
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 500 gramos de azúcar *ver notas*
  • 1 ramita de canela
  • 8 clavitos de olor
  • 5 pimientas guayabita
Para la natilla
  • 2 tazas de leche líquida
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de maicena
Preparación

  1. Para la lechosa en almíbar: Corte la lechosa a la mitad y luego en cuartos; saque las semillas con ayuda de una cuchara y quita la piel con un cuchillo o pela papas.
  2. Cortela en cuñas delgadas o trozos no muy grandes y coloque en un recipiente con suficiente agua que las cubra.
  3. Agregue el bicarbonato, revuelva y deje reposar por 2 horas aproximadamente.
  4. Lave la lechosa picada con abundante agua; colóquela en una olla y agregue el azúcar, canela, clavos y guayabita. Es importante recordar que no se le agrega agua.
  5. Cocine a fuego medio sin mover por alrededor de 1 hora y 10 minutos o hasta que se haga un almíbar no muy espeso y la fruta esté brillante y algo traslúcida. Puede mover la mezcla sólo unas dos veces durante toda la cocción, sólo para asegurarse que no quede azúcar en la superficie.
  6. Deje enfriar en la misma olla y luego transfiéralo a un envase de vidrio con tapa y llévelo al refrigerador; se mantiene por bastante tiempo.
  7. Para la natilla: en una olla coloque 1 taza y media de leche, el azúcar y la sal, mezcle con una batidor de globo y cocine por unos 3 minutos hasta que empiecen a salir burbujas en el borde, sin llegar a hervir.
  8. Aparte combine la media taza de leche restante y la maicena, revolviendo constantemente agregue esta mezcla a la leche caliente y siga la cocción hasta hierva por un minuto o dos y espese.
  9. Coloque la natilla en envases individuales; deje reposar hasta que esté fresco y luego llévelo al refrigerador para que endurezca.
  10. Sirva el dulce con la natilla y disfrutar!
Notas:
  • Lo ideal es encontrar una lechosa bien verde, o comenzando a madurar que se sienta firme al tacto, con algunos puntos amarillos, pero que no esté completamente madura.
  • He usado mitad de azúcar blanca y morena, pero puedes cambiar las proporciones a tu gusto.

¿Has preparado alguna de nuestras recetas? Toma una foto y compártela en Instagram con la etiqueta #bizcochosysancochos y déjame saber de tus ricas creaciones en @bizcochosysancochos 

Dulce criollo tradicional venezolano: dulce de lechosa verde en almíbar. Se conserva por mucho tiempo en el refrigerador, almacenado en un envase de vidrio con tapa.

Cuéntame, ¿qué preparaciones haces con la lechosa? ¿la conocías por ese nombre?

Buen provecho y que tengas lindo día! 😘


Angélica.

Encuéntranos en Pinterest Bizcochos y Sancoc

Pin This Share on Google Plus Email This

Seguro que también te gusta

23 comentarios

  1. Angelica tus palabras llegan al alma. Ojala la situación cambie pronto a bien y puedas vivir en paz. Mucho ánimo desde el fondo de mi corazón, lo digo de verdad. Mucha fuerza y muchos besos. Y como siempre la receta genial! Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga, es una situación difícil pero tengo fe que todo pasará pronto. Gracias por la solidaridad y cariño, un abrazo grande!!

      Eliminar
  2. Angélica no imaginas lo que me conmueven tus palabras, es terrible lo que está sucediendo, cada vez que veo las noticias, no puedo evitar pensar en ti y en tu "pena", esperemos que pronto cambien las cosas y todo vuelva a la normalidad como debe ser.
    Tu dulce es una preciosidad, no sólo está bien presentado, sino que es de los que solo verlo dan ganas de comerlo, nunca compro papaya aunque aquí la venden en todas las fruterías, por no saber cómo comerla, ni cuál es su punto exacto de maduración, pero con tus instrucciones me has hecho desear probarla, así que en cuanto vaya la próxima semana al mercado, la compraré y ya te cuento.
    Besos de todo corazón, y fuerza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi querida Concha, también me alientan tus palabras, gracias por pensar en mí qué linda...
      Me llena el alma de esperanza con todos los buenos deseos que van dejando todas las amigas aquí.
      Espero que prepares el dulce, yo se que te gustará. Si necesitas mas detalles o tienes dudas, me dices.
      Te dejo un gran abrazo con su respectivo beso, muack!!

      Eliminar
  3. Hola Angélica, si es muy duro esta situación :( me uno a tu sentimiento, tus palabras describen como me siento también. En cuanto a la receta riquísima, en mi casa en Mérida tenemos varias matas de lechosa en el patio, además de que lo adornan, que rico encontrarse unas cuantas lechosas de cosecha propia :). En casa lo hacemos con pila en algunas ocasiones. Me llevo uno de esos tarritos que se ven riquísimo con nata.
    Recibe un gran abrazo y desde este lado del mundo también en oración y con esperanza :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, yo se que compartimos ese sentimiento patrio.
      En cuanto al dulce, pues ya sabes, es de esos de toda la vida. Tú dices que lo hacen con pila, qué es eso?
      Besitos paisana!

      Eliminar
    2. Jajajaj que risa me ha dado era piña, lo siento.
      Un besito

      Eliminar
  4. Que apetecible se ve tu dulce de lechosa con la natilla!!!!!! jamás la he probado así, pero te confieso que se me hizo agua la boca LITERALMENTE HABLANDO jejejejejej ... amiga, adoro el dulce de lechosa, particularmente me gusta al dente como a tí, pero que se le forme el saquito adentro, es decir que al morder el dulce se deshaga por dentro ... en estas navidades, por primera vez en mi vida (desde que tengo uso de razón) ... no comimos el dulce de lechosa porque en diciembre la escasez de azúcar y de papelón fue extrema en mi ciudad, así que te podrás imaginar ... nosotros no lo comemos en semana santa aquí acostumbramos el arroz con coco, el majarete y el dulce de ciruela de huesito, que por cierto tampoco ví en esta semana santa ... si preparamos el arroz con coco y los besitos de coco ... tu dulce con papaya pintona se ve espectacular!!!!!!! apenas veo una lechosa voy a preparar el dulce para que me levante los ánimos y sobre todo para mi papá que lo adora, se lo come con queso!!!!! un gran abrazo!!!!! y gracias por estar siempre presente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Melba, pues en casa siempre comemos este dulce para la Semana Santa, nunca en Navidad, mira que cosas, jaja!
      Pues como contaba en el post, este dulce tan popular por la económico, mucha gente ya no lo prepara ahora porque no hay azúcar!!!! sólo eso te da una idea de cómo están las cosas.
      Espero que bien pronto las cosas cambien, ese no es el país que conocemos.
      Muchas fuerzas y besos a HCR ;)

      Eliminar
  5. Hola Angélica!! La verdad que la situación que está pasando tu país es lamentable, un país tan próspero como era tu país y que haya llegado a esta situación por culpa de sus dirigentes...Lo dicho, lamentable. De verdad, de corazón, espero que pronto se solucione.
    No conocía la papaya como lechosa, alguna vez que otra la he comprado pero para comerla tal cual y siempre madura, no sé si es la forma correcta de comerla, ja, ja, pero lo cierto es que como la has preparado hoy me ha encantado, un postre divino y más tan bonito así presentado.
    Espero que sigas actualizado el blog con asiduidad, es un verdadero placer pasar por aquí y descubrir estas maravillosas recetas. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Isabel, es una cosa de no creer, es como un mal sueño que se vive día a día. Muchas gracias por la solidaridad.
      Si claro, la papaya se come bien madurita, sólo que para este dulce se utiliza verde. Hace mucho que no comía este dulce y no quería dejar pasar esta Semana Santa sin probarlo.
      Esta semana vuelvo a la carga, necesito mantenerme positiva.
      Un abrazo grande y gracias por el cariño!!

      Eliminar
  6. A mí me has solucionado más de una receta por la explicación que has hecho de la papaya. Para este reto probé a hacer una receta pero no me gustó nada y por eso me pasé a la patata. Probaré de nuevo con la papaya, gracias a tí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Ay pues que bueno que te sea de utilidad esta receta. Me muestras tu receta cuando la prepares para ver de que se trata ;)
      Gracias por visitar!!

      Eliminar
  7. Hola querida amiga! Sólo puedo mandarte mucho ánimo y todo mi apoyo. Si escribir y recordar las recetas de tu país querido y de tu adorada familia , te sirve , hazlo , a veces poder hablar de ello , hace bien. Espero que todo mejore pronto.
    La receta es verdaderamente deliciosa, tiene un color espectacular y seguro que un abor delicioso. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elisa, muchas gracias por tus palabras de tanto afecto. Tienes razón, es mejor hacer buena cara y frente a la situación y seguir adelante.
      El dulce es muy rico, te invito a probarlo alguna vez.
      Besitos!!

      Eliminar
  8. Querida Angélica, imagino tus sentimientos y preocupación con respecto a tu tierra y toda tu familia y amigos de ese país tan precioso y por desgracia en manos de desaprensivos y nada demócratas que están ya desde hace bastante tiempo allí. Veo las noticias con estupor, viendo las barbaridades que han sucedido esta semana. Nadie se merece pasar por eso. Bueno, cuando vi tu receta pensé que era gelatina lo que adorna la copa y después leyendo he visto que era papaya en almíbar.. una receta muy rica y sencilla también ya que las "lechosas" también se encuentran aquí en algunas buenas fruterías. Espero siempre tus recetas con muchas ganas. Ánimo y seguro que se tiene que resolver, pues esta situación (sin comida, sin medicinas y sin libertad) no hay quien la aguante. Besos grandes, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras mi querida Patty. Te digo que lo que sale en los periódicos afuera es muy poco y nada parecido a lo que realmente está pasado.
      Creo que la papaya es de las frutas tropicales más fácil de conseguir por todos lados, espero que alguna vez pruebes este dulce, se que te va a gustar.
      Besitos!!

      Eliminar
  9. Angélica, querida amiga la verdad es una consternación total que ya se vuelve pan de cada día tristemente... ver lo que esta pasando, ojalá todo termine por fin, para lograr de nuevo la democracia perdida y con ella todo el equilibrio social, económico, político del país. Y es que no hay palabras para describir tantos atropellos.. El fin de semana estuve perdida por completo de las redes, desconectada total... pero ya estoy acá visitando este postre que me recuerda a mi suegra y sus recetas venezolanas, cada enero que viajo hacía la finca que esta ahí no más, al ladito de Venezuela, con tanta influencia de este bello país, pues solo te digo que me encanta, sé que es bien típico este postre, y sobretodo el acompañante que lleva, la natilla que para muchos dulces con fruta esta es su alma gemela en acompañante. No conocía la pimienta de jamaica bajo el nombre de guayabita, interesante ;)
    Pues me gusta montones tu receta, espero que todo se mejoré en Venezuela, te mando un abrazo enorme, desde Brasil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Natalia, tú sabes lo que han sufrido nuestros países con ese cuento trasnochado del socialismo que termina siendo capitalismo para un grupito elitesco, una desgracia la verdad.
      En fin, de hablemos de cosas lindas o se me sube el Berríos a la cabeza, jaja!! Hace falta desconectar mas seguido de lo que uno piensa, así que me alegra eso.
      En efecto, la natilla es el acompañante para los dulces en almíbar como éste y de naranjón y otros por el estilo.
      Muchas cosas aprendemos de estos retos y de todos los blogueros de distintas partes del mundo.
      Besitos y muchas gracias amiga!!

      Eliminar
  10. Hola Angélica, qué bueno venir a aprender nuevos postres. No lo conocía y me parece buenísimo, es un placer haber descubierto esta receta. Esperemos que las cosas se mejoren. un abrazo y un beso!! Silvia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, te invito a probarlo, se que te gustará. Gracias por la solidaridad, un beso amiga!

      Eliminar
  11. Hola Angélica, primero de todo quiero darte mucho ánimo para que sigas adelante con el blog y con tu vida; y sobre todo que no pierdas la esperanza de que todo eso se termine y cambien las cosas.
    Con respecto a tu receta seguro que está deliciosa, aunque a mi la papaya no me va demasiado, tiene un aspecto delicioso!!
    Un bst guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mavi, así es, aunque a veces esté un poco pesadumbrada, hay que ver las cosas con esperanzas y optimismo.
      Que bueno que te guste aunque sea de vista, jaja! Gracias por visitar y siempre bienvenida por mi blog

      Eliminar

Gracias por unirte a la conversación, me alegras el alma y animas el blog con cada comentario que dejas. Mil gracias!!