Paletas de moras con yogurt y miel

|

8 de junio de 2017

5:00

Una merienda saludable con todo el sabor y color de la fruta. ¡Ideal para el verano!

Paletas de moras con yogurt y miel, además tiene un toque de limón. Una merienda saludable y fácil de preparar



Mi niña ha comenzado un campamento de verano.

Ella está feliz y parece que en los pocos días que tiene asistiendo, es "pan comido" como decimos en mi país. Se nota su disfrute de estar en un nuevo ambiente y con nuevos amigos; puedo darme cuenta de su confianza al llegar a la escuela y desde ahora, parece muy popular, hasta unas niñas de grados superiores, la llaman por su nombre y la abrazan como si son amigas de toda la vida.

Me gusta todo eso, y por otro lado me aterra la idea de su independencia. Es mi primer baño de realidad de que mi hija esté al cuido de otras personas que no somos nosotros (ella nunca ha estado en cuidos). Ha sido hasta ahora una experiencia con algunos sentimientos encontrados.

El primer día, al despedirla y ella mirándome salir por la puerta, comenzó a llorar. Yo me devolví a consolarla y decirle que no se preocupara que vendría luego a buscarla y todas estas cosas...se secó las lágrimas y se quedó tranquila.

Polos caseros de moras, con yogurt y miel y un toque de limón. Una forma divertida para que los niños coman frutas

Ya se despide de lo mas tranquila y nos recibe feliz cuando vamos a buscarla. Pero el segundo día, luego que estuve en la casa, todo tan silente y tranquilo le dije a mi esposo: extraño mucho a la bebé y me eché a llorar...

Bueno, que les puedo decir, soy débil con mi hija.

Pero las anécdotas no se hacen esperar. Les cuento que ayer, cuando la dejaba y le daba las últimas indicaciones (que si ir al baño, comerse su almuerzo, portarse bien...) y me esperaba un momentico, me dijo: "Mamá ¿y por qué no te vas?" 👀

O-MAI-GAT. Ya se por donde vienen los tiros, así que a prepararse.

Moras frescas en un envase, listas para degustar

Lo cierto es que cuando ella llega a la casa, se tira en el sofá agotada, mira muñequitos, juega un rato con sus cosas y hacemos una merienda.

Como sabe que he estado haciendo paletas, eso es lo que quiere y yo feliz porque es la manera que he encontrado para que coma fruta. Ya les he contado que come brócoli, coliflor y espárragos pero no fruta, nada es perfecto en esta vida.

Trato que estos heladitos sean muy concentrados y bajos en azúcar; además les he agregado yogurt, miel y un toque de limón. Encontré estas moras a muy bien precio, tan lindas y frescas además y no pensé en bizcochos ni tartas, sino algo lo mas parecido a comerse la fruta en crudo y las paletas me parecen una buena opción para esta niña tan tiquismikis con las frutas.

Lo cumbre es que ella sabe de qué son, pero parece que la presentación es mas importante y las paletas le parecen mas divertidas que las frutas como tal; cosas de niños 👶

Las paletas se preparan procesando los ingredientes y luego se colocan en los moldes para luego llevarlos al congelador


Vamos con la receta

Receta para preparar paletas caseras de moras con yogur y miel

Cuatro ingredientes para un helado cremoso, saludable, lleno del sabor y color de estas hermosas moras, además con poca azúcar.

Ingredientes
  • 400 gramos de moras frescas
  • 245 gramos (1 taza) de yogurt griego (yo he usado de vainilla)
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de jugo de limón
Preparación

  1. Colocar todos los ingredientes en el vaso de la licuadora y procesar.
  2. Colocar la mezcla en los moldes para helados, llevarlos al congelador por al menos 4 horas hasta que estén firmes, preferiblemente toda la noche
  3. Servir y disfrutar!
Notas:

  • Si deseas, puedes colocarles una capa delgada de puré de moras; para ello reserva algunas frutas, las trituras con un tenedor y le colocas un poquito de miel, las colocas antes o después de agregar la mezcla en los moldes.
  • Puedes ajustar el monto de yogurt agregando un poco mas si no las quieres tan concentradas y agregar mas miel, si tus moras son mas ácidas y quieres mas dulce el helado.
  • Para guardar fácilmente las paletas, envolverlas de forma individual en papel film y luego guardarlas en una bolsa plástica con cierre.

Todas el sabor de la fruta concentrada en forma de helado, una buena opción para aquellos niños a los que no les gusta comer frutas.

¡Que lo disfrutes y que tengas lindo día! 😘


Angélica.

Encuéntranos en Pinterest Bizcochos y Sancoc

Pin This Share on Google Plus Email This

Seguro que también te gusta

21 comentarios

  1. Entiendo que tu hija es pequeña, pero aún así y mal que nos pese, es bueno que aprenda a tener autonomía y sea capaz de integrarse en nuevos ambientes. El apego a la familia y a su casa lo tendrá siempre, y si le preparas estas riquísimas y sanas meriendas estará deseando volver. Son unos helados maravillosos.
    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Lola, los niños tienen una gran resistencia y se adaptan fácilmente a las situaciones, deben ser cosas de la supervivencia y por eso los padre debemos ser ese refugio seguro donde ellos puedan cobijarse y reconfortarse.
      Están ricos estos helados, ya tendré que buscar mas moras porque estos ya los comimos, jaja. Besos!

      Eliminar
  2. Una refrescante manera de comer fruta ,a ella le gusta y tu te quedas tranquila
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mary, tú sabes, los resuelves de las madres, jaja. Besitos

      Eliminar
  3. Divinos, Angélica, absolutamente divinos y las imágenes, para qué decirte. Me han gustado muchísimo. Me tengo que comprar unos moldes xomo esos tuyos que son más profesionales y no los que compré el año pasado en un chino y que eran unos conos, que me hiceron el avío, pero que eran un poco chapuceros. En fin, creo que solo los encontarré en Amazon. Con respecto a tu princesa, te diré que estas historias se repiten irremediablemente, te lo hicieron a ti, tu a tu hija y ella lo hará con los suyos, así es la vida. Siempre con esa preocupación que no se va nunca, si no has tenido hijos me imagino que siempre deseándolos (en caso que quieras, claro) y los que los hemos tenido siempre preocupados, da igualque sean mayores, no importa, las preocupaciones son distintas, pero al fin y al cabo siempre preocuparte por sus cosas, sus niños, su trabajo, la pareja, la casa, vamos, el día a día, en el que no lo hay sin pensar en algún momento en ellos. A veces te dicen lo mismo que tu niña a ti: Mamá, por quë no te vas? O mamá, no te procupes, que es básicamente lo mismo. Claro que es pan comido, aquí en España también se dice (y en Argentina), acostumbrarse a los buenos ratos, verás las experiencias y cuentos que te contará. Todavía se acuerda mi hijo de la frase que les decía cuando se iban de excursión con el colegio (solo a pasar el día) y era: "no os metáis en ningún agujero, ni cueva del campo, ni tubo" y el otro día mi hijo me decía que se iba por trabajo a Hungría y le digo: pues cuidadito.. y él me suelta la frase de "no te preocupes que no me voy a meter en ningún agujero..." jajajajaja ¡para correrlo a gorrazos!
    Me moría de la risa. Bueno, amiga. Mil besos y gracias por tu ayuda, ya te escribo si no me sale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patty, yo también iba a comprarme unos así chapuceritos hasta que le puse el ojo a estos y esperé a que bajaran el precio (en el verano se ponen caros) y pues les he dado mucho uso.
      Y lo que dices es cierto, los hijos despiertan en una unos sentimientos muy fuertes y las preocupaciones van cambiando de estado, pero preocupaciones al fin. Ahora que soy mamá entiendo a la mía, todos sus consejos y preocupaciones también y la tristeza de ella por no vernos, pero uno hace lo mejor que puede.
      Yo le tengo a mi niña una frase: "no busques problemas que no necesitamos" siempre que puedo se lo recuerdo y espero que esa sea una enseñanza para toda su vida.
      Besitos amiga, espero estés mejor de los raspones.

      Eliminar
  4. Te leo y suspiro!!!! porque que te digo... sí son leerte de una u otra manera me haces estrujar el corazón cuando cuentas que al regresar a casa, el silencio se sintió brutal y te hiciste un mar de lagrimas, que sin ser mamá creo que soy muy sensible con esas cosas (que le vamos a hacer), puro corazón, mejor dicho que me hubiera puesto a llorar contigo también!!, pero también me alegra saber que la pequeña es tan independiente y líder, así que todo va por buen camino ^_^
    Creo que esta manera "esconder" la fruta en esta presentación de paletas es una maravilla de lindo color y por supuesto deliciosas!!!, me encantan esos moldes de paletas y veo que no llevan casi dulce, al ver el tipo de moras, se parecen mucho a las que encuentro acá en Brasil, parecen moreras, por lo alargadas, son dulces y deliciosas. En Colombia las moras son más grandes y súper ácidas (son ricas), pero estas que traes y que consigo por acá me parecen más ricas al gusto. Para la época de moras que se aproxima para finales de julio, ya me veré cual recolectandolas de los arboles del barrio, jajajaja las personas pasan y se quedan mirándonos, lo mismo sucede con los arboles de aguacates, en cambio con los de mangos si es muy difícil, van por ellos primero.
    Bueno mi querida amiga, me encanta venir a visitarte, decirte que tu niña esta creciendo, y esa expresión "tiquismikis" me encanta.

    Que tengas un lindo final de semana
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes Natalia, yo veo este mundo tan loco y fuera de control, que es algo de ponerse a pensar, hoy en día hay que redoblar la vigilancia, una no sabe con qué puede salir la gente, no se...
      En Venezuela también hay unas moras mas pequeñas y áaaaacidas, madre mía, algunas parecen limón, jaja (exagerada).
      Gracias amiga, la verdad que este color hermoso de la fruta ha ayudado mucho a las fotos.
      Besitos!!

      Eliminar
  5. Me olvidaba, amé las fotos!!!! morado con amarillo contraste perfecto ;)
    besos

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Angélica!! Ay, tu princesita, que ya está dando pequeños rasgos de su independencia, je, je. Bueno, es normal, pero en verdad, las hijas, por muy independientes que seamos, siempre necesitamos a nuestras mamis, no sé, creo que está en nuestra genética, las madres, son las madres, el pilar de todo.
    Pues es una idea genial, incorporar las frutas en las paletas, una manera mucho más atractiva para que tu niña coma fruta. Además, es que te han quedado unas paletas de lo más tentadoras, el color es precioso y tan refrescantes que es imposible rechazarlas.
    Muchas gracias por decirme lo de la merluza, en vez de salmón, no es la primera vez que me pasa, menos mal que siempre alguna amiga bloguera me lo dice para que lo rectifique, así que hoy me toca agradecértelo a ti, porque mira que releo lo que escribo, pero ya te digo, me ha pasado más de una vez, ja, ja, ¡¡no sé ni como leo!! Bueno, a todo esto, espero que en casa hayan gustado estos salmones con la quinoa, lo bueno es que quede tostado por fuera pero no reseco por dentro, dependerá del horno y de la temperatura. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, si la vieras, es tan decidida, muchas personas me dicen que es muy madura para su edad.
      A ver que mas me invento para que coma la fruta, por ahora las paletas me han funcionado de maravilla.
      Y gracias a ti por la receta del salmón, ya ves que no quedó ni un granito de quinoa en el plato, jaja!
      Besos

      Eliminar
  7. Ya pasé por eso querida amiga, la mía ya es una adolescente, pero recuerdo perfectamente el primer día que la dejé el colegio, ella tan relajada y yo de los nervios, pero tranquila que pasa y todo queda como un divertido recuerdo.

    Con respecto a la receta me super encantan, es el estilo de postres que me gustan, sin demasiada azúcar y muy nutritivos. Pero tengo una duda, y es con respecto al yogurt, nunca he probado el griego, así que no sé si lo puedo sustituir por cualquier otro yogurt o ingrediente, que me dices?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Judith, yo se que eso pasa, pero mientras tanto tú sabes...
      El yogurt griego es mas denso que el regular, la verdad que nunca lo vi en Venezuela siempre en el super había del normalito, pero aquí en el blog tengo una receta de cómo hacerlo 😉 pero puedes usar del normal, de seguro quedan buenos también.
      Gracias amiga, abrazos y muchas fuerzas!!

      Eliminar
  8. Angélica estos polos tienen una pinta fabulosa, solo saber los ingredientes que has utilizado se me hace la boca agua, y ex que las moras me encantan, especialmente las zarzamoras, pero hace años que por donde vivo es imposible encontrarlas, debido al boom inmobiliario, los campos han desaparecido casi por completo, aunque veo una zarza todos los días cuando voy y vengo de casa de mi madre, el problema está en que ha quedado en medio de una vía de circulación con un tráfico súper denso, con lo cual ni siquiera se me pasaría para el coche para bajar a recogerlas, además si a ello le añadimos el handicap que me da miedo hasta de el vuelo de una mosca, cuanto más meterme entre las matas de una zarza que sabe Dios, la cantidad de "animalitos" que podría encontrarme, jajaja. Y esto sí que es una fobia que no voy a superar en mi vida, por mucho que mi madre me digera cuando era chica: ¡ten cuidado donde te metes! Jajajaja.
    Muy buena tu receta, mientras supero o no mi pánico por los pequeños insectos del campo, me contentaré con los de la heladería de la esquina.
    Besitos y que pases un muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Concha yo le tengo pavor a las lagartijas, ni te digo de las que andan por las casas en los techos, que les decimos tutecas, es que me paralizo literalmente, siento que van a brincar sobre mi cabeza y no puedo...doy gritos, de todo, jaja. Mi esposo dice que soy una exagerada, pero es una fobia espantosa.
      Espero que encuentres una buenas moras en el mercado para que te prepares estos heladitos que ya ves que están para morirse de ricos (si no te mueres por lo animalitos, que sea por el helado, no? jaja!)
      Besitos y feliz finde...

      Eliminar
  9. Me han encantado estos polos con ese color tan bonito. A mi hijo le encanta la fruta y la come sin problemas, sin embargo a mí no me va nada, así que te voy a copiar esta idea a ver si así consigo comer algo de fruta.

    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Eva, para que no digamos que sólo los niños tienen sus mañas, jaja! Pues te invito a que prepares estos politos y pruebes con otras frutas también, verás como te gustan un montón.
      Besitos y feliz fin de semana también para ti.

      Eliminar
  10. ¡Hola Angélica!

    Te leo y se me ponen los vellos de punta... El año pasado fue para mí uno de los más duros de mi vida. Con el nacimiento de Lara se me puso la vida patas arriba y las 16 míseras semanas de baja maternal que tenemos en España se me fueron en un suspiro. Hablé con mis jefes y lo alargué tres semanas más para regresar al trabajo con el horario de verano y estar en casa a las tres de la tarde.

    Se me hizo muy duro dejar a la niña ¡y se quedaba con mis padres! porque desde que nació nos habíamos separado apenas lo justo para que yo me duchara o hiciera las tareas de casa.

    A los dos mesos llegó la entrada en la guardería. ¡Poco que lloré! me imaginaba a mi hija desconsolada y abandonada en el aula nido, llorando a rabiar cuando se diera cuenta que estaba entre extraños donde ni su madre ni su abuela estaban. Mi "suerte" fue que los primeros días entraba más tarde y la tenía que llevar mi madre (y por tanto yo no tenía que pasar el trago de dejarla allí) y que se adaptó rápidamente al centro, las monitoras y los otros niños.

    Ahora llegamos y todo el personal la saluda y se acerca a darle un beso. Es una niña con mucho carisma y se hace querer. Me doy cuenta de que no tiene 16 meses aún pero que tiene una fuerte personalidad ¡como su madre!

    Me costó muchísimo separarme de ella y sin embargo sé que tomé la decisión acertada al elegir la guardería y optar por seguir trabajando. Tal y como están las cosas en España no se puede dejar un trabajo así como así ¡qué pena!

    Dentro de nada estaremos empezando el colegio y cuando quiera darme cuenta estará en la universidad... mientras tanto intento disfrutarla lo más que pueda.

    Bueno, me estoy enrollando y aún no he llegado a tu receta. Las fotos son espectaculares, impresionantes, preciosísimas ¡me faltan adjetivos para describir lo mucho que me han gustado y enamorado! ¡eres una artistaza!

    Me encanta tu ardid para que tu hija coma fruta ¡además la mar de contenta!

    Por cierto, igual lo has dicho en otras ocasiones pero no lo recuerdo ¿cuánto tiempo tiene tu pequeña?

    ¡Besos mil y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuca, yo he tenido la gran fortuna de no estar trabajando y cuidar de mi hija; le doy gracias a Dios por esta oportunidad de no haber tenido necesidad de separarme de ella y poder disfrutar su crecimiento a plenitud. Se que muchas madres no pueden hacer eso y de verdad es una pena tanto por ellas como por sus propios hijos.
      Mi niña cumplirá 4 años en agosto, y es muy carismática también, un poquito regañona, jaja, tiene pinta de lider, pero muy cariñosa además.
      Bueno, total que las madres pasamos por distintas circunstancias con nuestros hijos, yo creo que lo mejor es aprovechar cada momento y etapa con ellos, mira que se hacen mayores tan rápido que ni nos damos cuenta.
      Pues ya ves que mis paletas me han funcionado por ahora, posible de mas grandecita ya decida que si le gusta la fruta, quien sabe.
      Besitos, y sufrí contigo lo que contabas en el comentario...

      Eliminar
  11. Hola, unos polos muy ricos, nunca los he hecho con moras, me apunto la receta, te espero en mi blog, http://verdelamanzana.blogspot.com.es/ un saludo de Sole

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sole, espero que los prepares y disfrutes. Gracias por visitar y comentar!

      Eliminar

Gracias por unirte a la conversación, me alegras el alma y animas el blog con cada comentario que dejas. Mil gracias!!