De cómo hornear bizcochos sin horno + receta de torta de auyama y coco

|

6 de noviembre de 2017

11:07

¿Que no tienes un horno y por eso no puedes hacer tortas o bizcochos? Tranquilos, he aquí la solución.

Torta de auyama y copos de coco cocido en un horno improvisado


Tenía muchos planes para estos meses finales del año; muchas recetas que quería compartir acá en el blog, especialmente con calabaza o auyama como le decimos en Venezuela, para montarme en la temporada de esta fruta-vegetal tan versátil.

Pero las cosas no han salido como planeaba, por lo que tuve que activar un Plan B para calmar un antojo de comerme un bizcocho, galleta o cualquier otro postre hecho en casa; será mas la necesidad de meterme entre harinas, chocolates y otros ingredientes, entre molde y utensilios y volver a nuestra normalidad.

Lo cierto es que aunque pudiera hacer preparaciones que no necesiten horno, muchas requieren refrigeración, o simplemente no tengo los ingredientes o todavía no los hay en el supermercado: en fin, esta situación post-Maria nos tiene de cabeza...

Total que en una de esas noches calurosas de insomnio, gasté la poca batería que tenía en el celular buscando la forma de hacer un bizcocho en la hornilla de la estufa que es lo único que tengo por ahora.

Es cierto eso que dicen por ahí, que en el mundo de la cocina, parece que ya esta todo inventado; encontré muchos tutoriales o mas bien experimentos que la gente ha hecho para sortear esta situación, porque podemos no tener horno porque se ha dañado; porque se ha ido la electricidad o el gas, que si el lugar en el que vivimos solo tiene estufa y no horno...muchas cosas pueden pasar; pero que no cunda el pánico, hay una solución para esto y con resultados sorprendentes.

Vista del interior de la torta de auyama y coco, cocida en horno improvisado en la estufa
Hermoso y doradito, nada que envidiarle a un horno convencional

Cómo improvisar un horno usando la hornilla de la estufa.


Es realmente fácil hornear un bizcocho en la hornilla de la estufa (o cocina como decimos en Venezuela).

1. En primer lugar, necesitaremos una olla grande preferiblemente de fondo grueso y con tapa, que hará las veces del horno.

2. Luego necesitaremos un plato, rejilla, molde de metal que colocaremos en el fondo de la olla; esto es para levantar el recipiente donde finalmente se horneará el bizcocho de manera que no esté en contacto directo con el calor de la estufa. Igualmente debemos tomar en cuenta su altura de manera que podamos colocar y tapar el molde de horneado sin problemas.

3. Finalmente, debemos tomar en cuenta que el molde donde hornearemos el bizcocho, debe ser de un tamaño suficiente que no toque las paredes de la olla, sino que quede algo de espacio alrededor.

Cómo hornear bizcochos improvisando un horno en la estufa de la cocina

Mi duda era la intensidad del calor requerido para cocer bien el bizcocho. En mi primera prueba, lo hice a fuego medio-alto (mas alto que medio 😅) porque la llama de la hornilla es pequeña, pero veo que potente y terminó casi quemado en la base.


Te puede interesar: Receta Bizcocho de Calabaza y Arándanos


Para mi segunda prueba, ademas de mejorar la receta, precalenté la olla a fuego medio, luego al meter el molde, se deja cocer por 5 minutos y  luego se baja a mínimo para continuar la cocción. Es una cuestión de ojo, pues las estufas, así como los hornos, funcionan de distinta manera, por lo que hay que experimentar sin temor.

Yo he hecho mis pruebas con esta Torta de Auyama con unos copos de coco, y créanme cuando les digo que ha quedado perfecta, ademas que la combinación es genial!

Ahora hablemos de la torta...

He agregado un toque de garam masala para robustecer el sabor de la canela en la mezcla, recordando lo bien que le quedó al bizcocho de zanahoria.  En las dos pruebas he usado tanto puré de calabaza hecho en casa, como el enlatado y los dos funcionan muy bien; también he agregado un puñado de nueces pacanas que tenia rodando por ahí, pero pueden agregar el fruto seco de tu preferencia, o usar pasitas, o simplemente omitir estos aditamentos si no tienes en casa.

Esta receta la tomado del recetario Pasteles Rápidos y Sabrosos de Anne Wilson en la que el coco se agrega a la mezcla. Como sabia que no podría agregar el glaseado de queso crema como quería, pensé que el coco quedaría mejor en una especie de streusel o copos y así darle textura y algo de vistosidad.

Mi cubierta no quedo tan dorada como hubiese querido, pero creo es por razón de mi horno improvisado que no tiene esa propiedad, pero no me arrepiento de haberlo colocado; estoy segura que en un horno normalito debe quedar mejor.

La textura del bizcocho es suave y húmeda, con un aroma encantador; como siempre con este tipo de bizcochos con especias, está mucho mejor al día siguiente.

Paso a paso elaboración de la torta de auyama y copos de coco


Vamos con la receta

Receta para torta casera de auyama y coco

Bizcocho húmedo y esponjoso, hecho con puré de auyama (calabaza) con un topping de coco. Si deseas, puedes colocarle un glaseado de queso crema. Este bizcocho se ha hecho en un horno improvisado empleando una olla y cocido en la hornilla de la estufa, si usas horno convencional, hornea a 350°F.

Ingredientes
Para los copos de coco
  • 1/2 taza (60 gramos) de harina para todo uso
  • 1/2 taza (36 gramos) de coco rallado deshidratado
  • 1/4 taza (50 gramos) de azúcar morena
Para la mezcla de la torta
  • 2 tazas (240 gramos) de harina de trigo para todo uso  *ver notas*
  • 2 cucharaditas (8 gramos) de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita (3 gramos) de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 cucharadita de garam masala
  • 1/2 taza (50 gramos) de nueces pacanas, almendras o pasas
  • 9 cucharadas (125 gramos) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 3/4 taza (150 gramos) de azúcar morena
  • 1 taza generosa (230 gramos) de puré de auyama (calabaza)
  • 3 huevos 
Preparación

  1. Precaliente la olla que servira de horno a fuego medio, siguiendo las indicaciones dadas arriba, o si está usando horno convencional, a 350°F.
  2. Prepare un molde de 20 cms. con aceite o mantequilla, coloque en el fondo un disco de papel para hornear y vuelva a enmantequillar.
  3. Prepare los copos de coco: en una taza mezcle la harina, coco rallado y azúcar, agregue la mantequilla y con los dedos integre hasta que se formen grumos. 
  4. En un tazón coloque la harina, polvo de hornear, bicarbonato, sal canela y garam masala; si está agregando frutos secos o pasas, agregue también y mezcle.
  5. En otra taza coloque los huevo y bata ligeramente y mezcle con el puré de auyama.
  6. En un tazón grande, coloque la mantequilla y bata con el azúcar morena hasta que esté esponjosa; integre la harina en tres partes intercalando con la mezcla de huevo y auyama, sin batir en exceso.
  7. Coloque la mezcla en el molde y en el tope coloque los copos de coco.
  8. Hornee por espacio de 1 hora, 5 minutos aproximadamente o hasta que al insertar un palillo en el centro, salga seco. Saque del horno y deje enfriar por 10 minutos en el molde, luego desmolde y deje enfriar completamente sobre una rejilla. Sevir y disfrutar!
Notas:
  • Si usas harina de trigo leudante, omite el polvo de hornear, bicarbonato y sal.
  • Puedes usar puré de auyama hecho en casa o enlatado.
  • Si lo haces en un horno regular, te llevará menos tiempo, revísalo a los 25 minutos.


¿Has preparado alguna de nuestras recetas? Toma una foto y compártela en Instagram con la etiqueta #bizcochosysancochos y déjame saber de tus ricas creaciones en @bizcochosysancochos 


No puedo estar mas feliz con este experimento; estoy ansiosa por probar otras cositas con mi horno imporvisado.

¡Buen provecho y que tengas lindo día! 😘

Angélica.

Encuéntranos en Pinterest Bizcochos y Sancoc

Pin This Share on Google Plus Email This

Seguro que también te gusta

23 comentarios

  1. ¡¡Hola Angélica!! Ya veo que estás agudizando el sentido culinario al máximo. Ya, ni horno necesitas para hacer un bizcocho, ¡¡y qué bizcocho!! ¡¡Si tiene una pinta estupenda, te lo aseguro!! ¡¡Me encanta!! Si lo veo antes de que me cuentes que no lo has hecho al horno, no lo hubiera creído.
    Ay, qué largo se te tiene que estar haciendo esto de no tener electricidad. Yo estuve dos días y me pareció un mundo, ¡¡ni imagino lo difícil que tiene que estar resultando!! Sólo espero que la tengáis lo antes posible, y vuelva la normalidad a vuestras vidas. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno mi querida Isabel, haciendo de tripas corazón! Te confieso que era mas mi curiosidad por saber si estas cosas funcionan o no...de cierta forma me emociona mucho el resultado.
      Y si, estaba delicioso, muy suave y fragante y ya viste que hice unos pancitos usando el mismo método!!
      Eso es´peramos con ansias, que esto resuelva pronto.
      Besitos!!!

      Eliminar
  2. La textura increíble Angélica, definitivamente no te varás con nada. Ese trozo tiene un aspecto delicioso, esponjoso, con lindo color, el toque de garammasala me gusta mucho, las pecanas el topping de coco, mmmm que rico todo. Pues me encanta ver estas recetas, sabes que te extañamos por acá, pero también sabemos lo complicado que ha sido, siempre te mando la mejor energía amiga.
    Mil besos y gracias por traernos esta receta, porque una nunca sabe cuando vaya a quedar sin horno, besos y abrazo grande!!!
    (precioso retablo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Natalia, no sabes también lo que extraño estar en mi mundo blogger con mas regularidad y normalidad digamos, pero en todo esto, mira que he aprendido a hacer tos bizcochos sin un horno, y ahora estoy recordando tu cuento de la estufa, jaja, que no ser por esta falta de electricidad, no me meto a curiosear.
      Ya ves que lo hemos disfrutado mucho. Gracias por todos los lindos mensajes y la fuerza postiva que siempre me das amiga.
      Besitos!

      Eliminar
  3. La necesidad siempre estimula el ingenio y desde luego yo tampoco me privaría de tan rico bizcocho. Yo preparo uno parecido y el sabor es increíble, parece una tarta, por eso creo que has hecho bien, no solo has resuelto un problema, sino que además te has deleitado el paladar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lola, creo que de vez en cuando necesitamos estar en alguna situación fuera de nuestra normalidad para que nuestro cerebro se active y salgan ideas buenas de nuestras cabezotas, jaja.
      Disfrutamos mucho este bizcochito, espero hacerlo de nuevo pero en mejores circunstancias.
      Besitos amiga! Te veo en el Parrandón!

      Eliminar
  4. Angélica!me encanta y anima tu actitud ante la situación que están pasando. Tu bizcocho salió hermoso y con una miga que da ganas de darle un bocado 😆. Gracias por seguir compartiendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Liz, hago lo que puedo para mantenerme positiva, aunque no es fácil, hay días que sencillamente no puedo...
      Besos amiga y gracias por tu compañía!!

      Eliminar
  5. Angélica me encanta tu espíritu de superación, dicen que hace más el que quiere que el que puede, así que tu bizcocho no solo me gusta, sino que me fascina.
    Lástima que no tengas a mano una olla especial que existe (al menos aquí) para hacer bizcochos en el fuego. Yo no tengo una porque no lo he creído nunca necesario (que verdad es que no se echan de menos las cosas hasta que las necesitas y no puedes tenerlas), mi madre tenía una cuando eramos pequeñas, y nos hacía unos bizcochos cuatro cuartos increíbles de ricos todas las semanas, el "fin de" para merendar, y una vez se la prestó a una amiga, y nunca se la devolvió porque para aquel entonces mi madre ya tenía horno de gas en su cocina. Ahora que veo tu necesidad imperiosa por la falta de medios, me dió pena y tristeza por no saber valorar lo que tenemos.
    Gracias y mucha fuerza guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha no sabía que habían ollas asi, sabrás el nombre? Digo, para curiosear y quien sabe si las habrá por acá. Es verdad lo que dices que uno n9 sabe las cosas que podrá necesitar alguna vez, pero siempre uno encuentra manera de resolver las cosas, porque además, no creo y espero que esto de la electricidad sea para toda la vida, jaja!!
      Besos guapa!!

      Eliminar
  6. Querida Angélica.Me has emocionado. No tengo palabras para describir cómo ha sido mi reacción al leerte. Eres una persona ingeniosa, creativa y tenaz, pero siento que tengas que poner todos tus sentidos al 💯 debido a la terrible desgracia por la que estáis pasando. Espero que muy pronto todo se solucione.
    Tu bizcocho espectacular y seguro que está delicioso.
    Luego te vuelvo a leer porque en el móvil no lo puedo apreciar bien.
    Muchos besos y mucha fuerza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa por tan lindas palabras que aprecio mucho.
      Si, ha sido muy difícil todo, pero poco a poco vamos resolviendo y de no ser por esto, no habría aprendido este truco, jaja!
      Lo que lamento es que no pude participar en tu reto, pero la receta está pendiente...
      Besitos!!

      Eliminar
  7. Te ha quedado de lujo Angélica, lo probaré. Yo lo que he hecho en olla de presión es el quesillo. Y he visto que hacen hasta pan! Me parece excelente método alternativo para hacer bizcochos. Espeor que todo vaya mejorando!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, sii mi mamá también hace el quesillo así en olla de presión.
      Ya viste en mi IG que hice unos pancitos, eh? 😉

      Eliminar
  8. Waao Angélica ese bizcocho te quedó espectacular!... te felicito, especialmente porque a pesar de las limitantes, lograste un excelente resultado... definitivamente el combustible más importante que tenemos los humanos es la motivación.

    Me parece súper interesante el método de cocción y sin duda lo voy a tener en cuenta, porque acá uno nunca sabe lo que pueda ocurrir... ya tengo algo adelantado con una cocinita de gas similar a la tuya, que compramos hace un tiempo luego de que nos quedamos 4 días sin electricidad... así que la contingencia ya la tengo lista!

    Algo parecido al método que presentas, llegué a probar en una oportunidad para ahumar pollo.

    Besitos y no dudo que luego nos compartas un pancito.😀

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninoska, interesante lo que dices del pollo, me gustaría saber mas...
      Pues ya viste los pancitos, es sorprendente lo que puede hacerse con tan poco!
      Besos!!!

      Eliminar
  9. Angélica eres una luchadora nata y tu experiencia debería servirnos a todos para darnos cuenta de que ante una adversidad hay que agudizar el ingenio y tirar hacia delante. Cada vez que veo un post tuyo me alegro muchísimo porque sigues detrás de la pantalla y las cosas van bien o todo lo bien que pueden ir tras María que puso la vida vuestra patas arriba en unas horas y ahora necesitáis muchísimas jornadas para retomar la normalidad o al menos parte de ella.

    Es una maravilla el experimento que has hecho. No cabe duda que con ganas, ingenio y paciencia se puede conseguir todo lo que uno se proponga. Este bizcocho es una buena muestra de ello. Y aunque no puedas compartir y preparar todas las recetas que tenías en mente esperamos que llegue el próximo otoño y las preparas y mientras sigue sorprendiéndonos con estas maravillas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, le decía a una amiga hace unod días que no me importa si es en febrero, pero voy a hacer las recetas o algunas al menos cuando ya pueda cocinar como Dios manda 💪.
      Gracias por tu apoyo y lindas palabras, me dan mucho ánimo.
      Besos!!

      Eliminar
  10. Que bien se ve madre mía y sin horno parece mentira y queda de lujo, una cosa que me gusta mucho y la pondré en práctica es poner garam masala en la mezcla soy muy de especias y esto me encanta.
    Le has sacado la parte positiva de la situación y eso merece una ola ola (como decimos aquí para decirte bravoo guapa)
    besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si amiga, verás como le queda de bien a estos bizcochos que lleven estas especias dulces, me encanta su arima y sabor!
      Gracias mi linda, besos!!

      Eliminar
  11. Se nota que eres Venezolana, lo bueno de vivir en crisis permanente es que nada nos detiene! Vivir aquí te curte y te prepara para sacarle el pecho a cualquier situación por más inverosímil que parezca.
    Ya mismo voy a probar ese método! Bravo Ange
    Un besito!

    ResponderEliminar
  12. Hola, me parece estupendo no tener que encener el horno para hacer un bizcocho, ahorramos luz, tiempo, dienro... Encima quedan deliciosos. ya no hat excusas para disfrutar de un bizcocho en ausencia de hornos. Una receta buenísima. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  13. Un bizcocho espectacular! hay que agudizar el ingenio y ser positiva y tu sabes serlo, espero que pronto todo vuelva a la normalidad
    besitos

    ResponderEliminar

Gracias por unirte a la conversación, me alegras el alma y animas el blog con cada comentario que dejas. Mil gracias!! 😊

PARA CHUPARSE LOS DEDOS

Cómo hacer ponche crema venezolano