Cómo escribir una receta de cocina

|

17 de mayo de 2017

10:01

Para un medio digital como un blog de cocina, la receta es el punto neurálgico de la publicación; redactarla correctamente requiere prestar atención a ciertos aspectos. Aquí te cuento.

Cómo  escribir correctamente una receta de cocina

A quién no le ha pasado que cuando le preguntamos a la mamá, abuela o cualquier persona mayor sobre cómo preparar una receta, te dicen cosas como: ponle un poquito de esto o de lo otro, ahí vas viendo como te queda...te pones de los pelos y las cosas no salen como debían.

Cuando comencé mi blog, una de las primeras cosas a las que presté atención fue la forma de cómo escribir las recetas porque si alguien querría hacer alguna de mis recetas, no quería que estuviese como yo como mi mamá, y porque a fin de cuentas, es la parte fundamental de todo blog de cocina.

En principio, puede parecer algo muy fácil, pero es un trabajo que no podemos hacer a la ligera, ya que el menor error, puede dar lugar a resultados no esperados y allí llegan las quejas, ¡es que no me quedó igual! 😱

Mirando los libros de cocina mas recientes, blogs y revistas, me di cuenta que había un patrón en la forma de escribirlas distintas a los recetarios mas viejitos que tengo, entonces me salió mi vena curiosa e investigadora y me dispuse a ver como era la cosa.

Así que quiero compartir lo que hasta ahora he aprendido, con la esperanza que sea de utilidad porque la verdad sea dicha, que con o sin blog, siempre estamos apuntando y compartiendo recetas y estoy segura que siempre queremos ser lo mas claros posibles al escribirlas, por lo que hace falta sistematizar la forma de hacerlo.

Esto quiere decir que aunque una receta tenga una estructura, la forma como se redacta el método tiene el estilo de quien la escribe y eso le da personalidad.

Yo parto de la premisa que no todos saben las mismas cosas que yo cuando a cocina se refiere; que dicho sea de paso, no se gran cosa, mas de lo que he aprendido por mi cuenta a fuerza de tener necesidad de comer y alimentar a mi familia, pero si quiero que las personas logren buenos resultados en la cocina, debo comenzar por transmitir el mensaje correctamente: una receta bien escrita debe ser clara, precisa y producir resultados consistentes.


Para escribir una receta de cocina se requiere que sea sencilla de entender, precisa y con resultados consistentes

¿Qué es una receta de cocina?

Una receta de cocina es una descripción detallada de la elaboración de un plato o comida, en la que se indican los ingredientes a utilizar y muchas veces, los utensilios que se necesitarán para prepararla.

Las recetas son en sí mismas escritos que documentan la cultura de un pueblo por medio de una de las manifestaciones culturales más apreciadas y necesarias de la humanidad: la gastronomía.

Se cree que las primeras recetas de cocina se remontan al año 1600 a.C. en la antigua Mesopotamia y que entre los primeros libros de cocina está el De re coquinaria escrito por un cocinero romano. Lo cierto es que muchas culturas han buscado la manera de documentar las preparaciones en sus épocas que permitan crear y recrear los sabores de la memoria colectiva; algunas de ellas han sobrevivido hasta nuestros días y otras han desaparecido o quedado en el olvido.

Hoy en día no sólo existen recetarios impresos, sino que medios digitales como blogs, ebooks, y hasta las redes sociales, constituyen espacios dinámicos e inmediatos para este tipo de publicaciones.


Estructura de una receta de cocina

Una receta se compone básicamente de tres elementos: un nombre, el listado de ingredientes y el método de preparación.

Otros aspectos importantes que completan una receta bien presentada es una breve descripción, tiempo de cocción, número de porciones, algunas notas finales y algunas veces los utensilios utilizados.

Desglosemos detalladamente cada uno de estos elementos:


1. El título 📌

Es obviamente, el nombre de la receta; la identifica. Para mi funciona un nombre sencillo y que exprese directamente de qué se trata el plato.

Algunas personas son bastante creativas con los nombres, pero considero que ante todo, debe prevalecer la objetividad. Nombres como "Sorpresa venezolana" puede servir para cualquier cosa, así que no es un nombre que elegiría para una receta; tampoco me gustan los nombres del tipo restaurante, sino ir al grano y ser descriptiva.

En definitiva, cualquiera sea el título que elija su autor, una receta necesita un buen nombre.


2. Descripción 📢

Consiste en una breve introducción sobre la receta, le da contexto. En ella podemos contar alguna anécdota relacionada, dato histórico, origen o algún detalle importante como la presencia de algún ingrediente o técnica especial que queremos que el lector sepa sobre ella.

Es particularmente útil en los blogs, porque es posible que el lector no esté interesado en todo ese cuento introductorio que siempre tenemos, y que vaya directamente a leer la receta. Entonces si antes hemos contado algo interesante, puede perderse la oportunidad de comunicar ese mensaje.


3. Listado de ingredientes 🍅

Un par de recetarios que tengo, de esos viejitos a los que me refería, las recetas están escritas de forma narrativa, los ingredientes se indican a medida que se describe el procedimiento. Otros hacen el listado con las cantidades de los ingredientes de mayor a menor, y otros, tienen el ingrediente principal en primer lugar.

Actualmente la norma es listar los ingredientes y sus montos en el orden en que se utilizan según se indique en el método de preparación. Esto evita que las personas tengan que pasar por todo el listado una y otra vez buscando el ingrediente en cuestión (imagínense buscando con el dedo índice ☝ seguramente les ha pasado), sino que se lleva una relación ingrediente-método.

Veamos otros aspectos a tomar en cuenta:

  • Ser  específicos, por ejemplo, indicar si la mantequilla es con o sin sal. Con los productos envasados, indicar el peso. Algunas preparaciones dan mas libertad que otras para modificar cantidades de ingredientes, pero lo mas seguro es dar la mayor cantidad de información posible.
  • Si algún ingrediente necesita una preparación con antelación, es la primera cosa que debemos hacer saber.
  • Si un grupo de ingredientes se agregan a la preparación al mismo tiempo, éstos si se listan de mayor a menor en el lugar que le corresponden según el método.
  • Indicar las cantidades en un mismo tipo de medida, no combinar medidas en volumen y peso alternadamente en la receta. Ejemplo: 3 tazas de harina, 125 gr de azúcar, 1 cucharada de azúcar, 7 gr de sal...En este caso debían estar o todas en tazas y cucharadas o todas en gramos.
  • Si hay varias preparaciones en una receta, separarlas en sub preparaciones con sus ingredientes. Por ejemplo un bizcocho con el glaseado y relleno: se hace un listado de ingredientes para el bizcocho, otro para el glaseado, otro para el relleno.
  • Es buena idea listar los ingredientes por su nombre genérico en lugar de alguna marca específica, ya que esto podría confundir a los lectores, ya que no todos tenemos los mismos ingredientes en todas partes.
  • En el caso de las medidas, evitar abreviaturas que puedan dar lugar a confusiones; es mejor escribir la palabra completa; igualmente con las temperaturas indicar sin son grados Farenheit (F) o Celsius (C).
  • En el caso de la sal, pimienta y especias, es importante indicar el monto (es común que escribamos "sal y pimienta al gusto", yo particularmente estoy tratando de corregir esto) ya que estas cantidades pueden variar tremendamente el sabor del plato.

4. Método de preparación 🍲

Son las indicaciones de qué y cómo proceder con los ingredientes para lograr el plato en cuestión. 

Debe escribirse en párrafos cortos, agrupando las acciones. Generalmente estos párrafos comienzan con un verbo que indica una acción a realizar.

Estos pasos no deben ser tan escuetos, pero tampoco podemos detallar la receta en demasiados pasos o de lo contrario, corremos el riesgo que la receta parezca muy complicada y requiera mucho trabajo, cuando puede ser que no sea así.

Particularmente me gusta enumerar los pasos, pues me parece que mejora la lectura; pero es opcional.

Trato en lo posible de evitar palabras técnicas que tiendan a confundir o intimidar a las personas, por lo que es ideal emplear un lenguaje claro y fácil de entender. Cuando se haga referencia a términos culinarios, es buena idea hacer una breve explicación de lo que se trata o colocar un enlace a algún sitio donde se explique el proceso.

Es importante dar pistas de cómo saber cuando la preparación está lista, o qué cambios esperar a medida que avanza la preparación, cuanto tiempo de cocción lleva determinado paso, entre otros.


5. Notas 🎶

Son útiles para dar una información extra sobre la receta. 

  • Puede indicarse la sustitución de un ingrediente, algunos tips para solucionar algún problema o situación potencial que pueda surgir con alguno de los pasos, sugerir la manera de servirlo, cómo almacenarlo una vez preparado, qué hacer con los sobrantes o algún otro consejo relevante.
  • Indicar si algún ingrediente es indispensable en la preparación, hacer una explicación breve de algún método empleado, aclarar algunos nombres de ingredientes o algún otro dato importante.
  • Si no se utiliza toda la porción de un ingrediente, indicar qué alternativas de uso hay para ese sobrante. Por ejemplo, en una receta sólo usamos yemas de huevo, ¿qué podemos hacer con las claras, cómo pueden almacenarse para un uso posterior?

6. Otros elementos 🍭


  • Es importante señalar el tiempo de cocción que requerirá la receta, o si no lleva cocción el tiempo de preparación o refrigeración por ejemplo. Es mas que todo, una referencia para que el lector tenga en cuenta.
  • También es importante indicar el tamaño de los moldes a utilizar, en el caso de bizcochos y otros.
  • La cantidad de porciones que rinde la receta es una información clave a la que muchas personas prestan atención para evitar tener sobrantes de comida o por el contrario, doblar las cantidades para mas servicios.
  • Si hay algún equipo o utensilio particular que se necesite en la receta, es buena idea hacerlo saber. Muchas personas hacen un listado de todos los utensilios que se usarán.


Conclusión

El éxito de una comida deliciosa comienza con una preparación bien hecha y para ello, necesitamos recetas bien escritas, que produzcan resultados consistentes sin importar lo complejo de la preparación.

Hay que asegurarse que los lectores puedan entender lo que tratamos de comunicar, desde los novatos hasta los más experimentados en la cocina, sin lugar a confusiones; en el caso de surgir dudas o errores, es necesario corregirlas de inmediato (esa es la ventaja de los blogs, y algunas publicaciones digitales cuyas entradas pueden editarse).

Cada quien tiene una manera particular de escribir una receta, lo que no quita que podamos integrar la uniformidad y cierto protocolo en la redacción de la misma.


Espero que esta información te resulte de utilidad, cualquier comentario, información o experiencia escribiendo recetas, puedes dejarlo en los comentarios.

Que tengas lindo día! 😘


Angélica.

Encuéntranos en Pinterest Bizcochos y Sancoc

Pin This Share on Google Plus Email This

Seguro que también te gusta

26 comentarios

  1. ¡¡Hola Angélica!! Pues tienes mucha razón en todo lo que nos cuentas y estoy de acuerdo contigo en muchos puntos pues son más indispensables de lo que en un principio nos parece. A mi también me gusta poner los ingredientes por orden según los vayamos a utilizar en primer o segundo lugar. Me pongo nerviosa cuando hago una receta de una revista, por ejemplo y tengo que ir saltando leyendo toda la lista cada vez que utilizo un ingrediente.
    También me gusta numerar los pasos para localizarlos más fácilmente y siempre los acompaño con una foto del paso a paso para que sea más explicativo.
    Pero aún así, siguiendo todos los pasos, soy consciente que no siempre queda igual la receta, depende quién lo haga. Mi gran ejemplo es mi hermana pequeña, no es muy cocinillas, pero intenta hacer mis postres y cuando me enseña una foto del postre final, te aseguro que a veces, me cuesta reconocerlo, ja, ja. Otro fallo que tiene, es que nunca comprueba la medida de los moldes. Yo siempre las pongo por ella, y si pongo que es un molde redondo de 18 cm, ella va y me usa el de 22, y claro, el tiempo de cocción varía, con uno más grande y con la misma masa, el tiempo es menor, y ella le pone el mismo. Y estéticamente, pues no es igual y ella también nota que no se parece en nada muchas veces. Vamos, son muchas cosas a tener en cuenta y que no sabes el que te va copiar la receta, si va a seguir tus pasos bien, por mucho que tú se lo aclares en la redacción.
    Otra cosa que me he dado cuenta, es que casi prefiero no hablar nada importante relacionado con la receta en la introducción, pues casi nadie lo lee. Si, las personas que buscan una receta, ven la tuya (muchas veces por azar), y van directamente donde pone ingredientes, así que da igual lo que pongas antes, que van a la receta y ya, así que si hay que aclarar algo sobre ella, mejor en el paso a paso. Yo lo hacía antes de tener blog, nunca me leía el previo a ella, fuera corto o largo, pero muchas personas me dicen que hacen lo mismo. Otra cosa es la gente que me conoce, que se lo lee todo, pero claro, son las menos.
    Bueno, estas son algunas de mis impresiones. Vamos a tener que hacer una estudio sobre esto más extendido, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel, me gusta esta conversación y todas las voces que tenemos aquí sobre el tema.
      Creo que nuestro trabajo como blogueros es asegurarnos que al menos la receta esté bien escrita para que pueda seguirse fácilmente, como si estamos con la persona ahí en su cocina diciéndole cómo proceder, pero como bien dices, lo que hacen las personas después escapa a nuestra responsibilidad, porque ¿qué podemos hacer? parece inevitable que nos tomemos algunas licencias con las recetas y algunas veces pueden salir cosas buenas, otras no tanto.
      Yo por ejemplo, dependiendo como esté redactando el post, puedo decir en la introducción algunas cosas sobre la preparación, pero luego las repito bien sea en la descripción, el mismo procedimiento o en las notas, porque se, al igual que tú, que la mayoría no lee la introducción y a veces ni la misma receta, jaja!
      Gracias por compartir tu experiencia como lectora y bloguera, creo que este tema tiene mucha tela por cortar.
      Un beso!

      Eliminar
  2. Muy interesante el post Angélica. Espero que estés bien. Un beso fuerte desde el otro lado de la red !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel, espero que pueda ser de utilidad para ti. Abrazos y feliz fin de semana!

      Eliminar
  3. Hasta ahora uno de los post más completos que he leído sobre esta temática. Muy buen post Angélica. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Judith, ¡muchas gracias!. Aunque se que no estoy descubriendo el agua tibia sobre este tema, he tratado de exponer mi punto de vista y las cosas que he ido aplicando para mejorar mi blog.
      Un beso y espero que vuelvas pronto con el tuyo, ánimos!!

      Eliminar
  4. Angélica muy interesante tu post, en mayor o menor medida creo que es muy interesante que los que nos dedicamos a cocinar y compartir nuestras recetas, hagamos las cosas con coherencia y bien hechas, sin olvidar que esto (por lo menos en mi caso) además de un posible recetario donde consultar platos clásicos y encontrar nuevas sugerencias donde encontrar variedad en los menús, es un blog, espacio donde se supone que escribimos algo en conexión o no pero que forma parte de nosotros.
    No concibo escribir un blog donde no se cuente nada, para eso ya existen miles de libros de cocina donde consultar recetas sin más. Lo que yo busco en un blog, es lo que su autor tenga que contarnos, aunque no esté relacionado con el plato, en el caso de un blog de cocina, pero valoro mucho el esfuerzo que los que no están dotados (o sea como yo) del don de la escritura, se esfuercen en cada post, contándonos cosas que sean interesantes, otra cosa es que sea un copia y pega, que de eso está también la red llena, me parece patético ser tan poco original, como para plagiar a otros, aunque sea a la wikipedia.
    En mi caso particular, sigo el mismo sistema desde que cree DBM y nunca he tenido problemas con mis lectores, si en alguna ocasión han surgido dudas me las han preguntado y yo siempre respondo para aclararlas. Eso también me ha ayudado en más de una ocasión a corregir errores de transcripción (antes editaba con office y en alguna ocasión me jugaba malas pasadas omitiendo fragmentos sin darme cuenta) y avisándome para rectificar en el supuesto que hubiera omitido algo sin percatarme.
    Y aunque la receta esté bien fragmentada, me gusta saber que quién me visita no solo lee la receta, si alguien me comenta me doy perfecta cuenta si me leyó o no, eso lo vas aprendiendo con la práctica y me fastidia, aunque no lo pueda evitar, comentarios vacuos como un "¡qué bueno!" y san se acabó.
    Besos y gracias por tan buenos consejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Concha, como sabrás, este post como cualquier otro, puede resultar de utilidad para unos y una total pérdida de tiempo para otros y nadie puede sentirse obligado a hacer lo que expreso aquí porque no es santa palabra, cada cual sabrá que hacer o no con su blog. Como dicen por ahí, las reglas se han hecho para romperse, y mucho más cuando las cosas le dan buenos resultados a uno.
      Como lo dije antes, con lo expresado aquí tampoco me creo he descubierto la cura contra el cáncer o algo que se le parezca, simplemente he querido contar y compartir lo que tanto como lectora como aprendiz de bloguera he ido recogiendo por el camino.
      En mi caso no me mortifica lo que hagan los lectores del blog, si leen todo o una parte, creo que cada persona sólo busca lo que le interesa, esa es la inmediatez que hay hoy en día con tanta información bombardeando en la red.
      Gracias por tu punto de vista tan interesante.
      Besitos y buen fin de semana!!

      Eliminar
  5. Unos consejos muy prácticos, a mi me tocó aprender por la ley del ensayo y el error, aportando lo que me parecía mejor y desechando lo que a mi juicio sobraba. Así creo haber conseguido transmitir unas recetas concisas y claras para compartir con las personas a las que puedan interesar. Me parece un post bastante completo el tuyo y creo que ayudará a mucha gente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, así es. Creo que cada uno va refinando su método, hasta que logra lo que le de resultado. Para mi propio blog, yo me pongo como ejemplo de lectora y miro lo que me gusta o no de algo para luego implementarlo aquí, esperando sea de agrado y utilidad a los demás.
      Gracias por contarnos tu experiencia. Besitos!!

      Eliminar
  6. Hola, Angélica, muy interesante, no veas mis primeros post cuando comencé esta aventura, era un lío. Desde hace poco ya la preparación la separo por puntos para no enrollarme, tendencia habitual en mí, por otra parte. Llegué a la conclusión que así las quiero ver yo en otros sitios y con el refrán de: "no hagas a los demás lo que no quisieras que te hagan a ti" Me centré y vy al grano. Algunas veces he querido hacer una receta de algún blog de los importantes y la receta estaba mal, era para llevársela a su casa y que se la comiera durante una semana seguida. para que se hubiese acordado bien de esa recetita. Un desastre. Hace poco me olvidé un ingrediente importantísimo, creo que faltaba una mantequilla y gracias a ti lo pude arreglar en un segundo. Me encantan como ponéis las recetas con los ingredientes y preparación enmarcada dentro de un cuadro; pero no tengo idea como hacerlo en blogger. Bueno, me ha encantado este post tan interesante. Mil besos y gracias por estas recomendaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Patty, cuando yo empecé con el blog me sentí abrumada con todas las cosas que debía aprender, todavía me siento que hay tanto por hacer y no me da la vida para abarcar todo.
      También me ha sucedido lo que comentas con las recetas, especialmente en blogs y hasta recetarios americanos muy dados a usar abreviaturas en las medidas que tienden a confundir o simplemente están equivocadas, ni decir si han sido traducidos.
      Tengo aquí en el blog una receta de scones con el cuento de algo así de un recetario traducido al español y en todo el libro las recetas pedían harina de fuerza cuando en realidad correspondía harina leudante, te imaginas? jaja cosas pasan...
      En un ratito te envío un correo diciendo como colocar el cuadro.
      Besos y gracias por enriquecer el post con tu experiencia!

      Eliminar
  7. Excelente trabajo Angélica!!!! Sabes que tuve la oportunidad de hacer el curso de "Redacción de Recetas" con la comunicadora social Vanessa Rolfini de (www.rutasgolosas.com), y nos explicaba todo lo que comentas y nos hablaba de los grandes errores que se cometen en la redacción de las recetas y al contrario nos ponía como ejemplo de un libro excelente en cuanto a redacción de recetas, el gran Libro Rojo de Sacannone... quiero agregar a tu información que es importante trabajar con el mismo tipo de medidas, es decir, si trabajamos con peso, que toda la receta contenga las medidas en peso. Ya que nos encontramos con recetas que te refieren medidas en peso y en volumen, ejemplo: 3 tazas de harina, 125 gr de azucar, 1 cucharada de azúcar, 7 gr de sal ... se ve muy mal!!! ... me encanta como lo hace Maru en su blog El Gato Goloso, ella te coloca los gramos y luego las tazas, ya que hay personas que no disponen de una balanza en casa ... Gracias por compartir tus conocimientos, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Melba, tienes razón, el libro rojo es muy fácil de seguir aun cuando las preparaciones son muy elaboradas, uno no se pierde siguiendo el procedimiento.
      Me parece interesante tu aporte y lo voy a agregar en el post. Yo he tratado de colocar ambos tipos de medidas, aun cuando soy mas de usarlas en volumen, porque se que me leen personas que usan medidas en peso, y alguna que otra vez me han pedido los equivalentes, pero muchas veces, por la costumbre, me olvido :(
      Gracias por tu valioso aporte y experiencia en este tema, besitos!!

      Eliminar
  8. ¡Buenos días Angélica!

    Cuando abrí el blog, con más vocación que conocimiento, tenía claro que aunque mis fotografías fueran un churro al menos quería que las recetas estuvieran bien redactadas, fueran claras, concisas y sobre todo precisas.

    Hay muchos blogs por ahí con unas entradas impresionantes, con unos postres que más que hechos parecen modelados en plastilina, las fotografías una maravilla ¡y luego la receta es un churro! no porque caiga en manos inespertas porque está mal y punto. Al principio creía que era cosa mía, con el paso del tiempo descubrí que faltaban ingredientes o pasos o que la receta era complemante falsa...

    En fin de todo aprende uno y ya sé qué blogs no visitar o no llevarme ninguna receta bajo pena de desastre culinario total.

    Estoy muy contenta con que todo el mundo que ha hecho alguna de mis recetas me haya dicho que le han salido bien. Porque ya sabes que si algo sale bien no hace falta decir nada, pero si sale mal ¡venimos corriendo a dar las quejas! y después descubres que el más pintado ha hecho lo que le ha dado la gana, ha cambiado cantidades, ingredientes y un largo etcétera así que cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

    Creo que el tema que tratas en esta entrada da para una larga conversación ¡y muy interesante!

    Además soy de las que cuando lee una receta si echa en falta un ingrediente o un paso lo comenta ¡cualquiera puede tener un despiste! y como bien te comenta Concha se nota perfectamente quién ha leído o no tu entrada y la receta, que no todo el mundo lo hace y hay quien comenta fugazmente para que lo "pagues" con una visita a su blog. En fin, no me voy a calentar que tengo la suerte de tener muy buenos seguidores.

    Te deseo un feliz fin de semana ¡besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, amiga, lo que te ha pasado a ti, nos ha pasado a todos con mayor o menor defraude; muchas veces son errores involuntarios de transcripción, se te va una letra, olvidas una línea, un ingrediente o algo, otras veces como dices, la cosa no tiene ni pies ni cabeza.
      Estoy de acuerdo contigo que la claridad y precisión de la receta es fundamental, incluso hay recetas que no tienen cantidades de ingredientes, porque mas que receta son ideas mas libres, pero te dan muchas pistas de qué hacer o esperar y las cosas salen bien.
      Creo que los que tenemos un blog somos mas propensos a hacer notar alguna falta de ingrediente o error, y me parece que es mas una forma de ayudar al compañero bloguero, que querer parecer fastidioso. Yo también lo agradezco, una vez me pasó no con un ingrediente, sino dos en la misma receta!! jaja.
      Como comentaba Isabel, yo soy de las que leo toda la entrada de los blogs amigos, es mas, muchas veces creo que me interesa mas el cuento porque es como ir a conversar con ellos; de resto, cuando necesito mirar algún otro blog por referencia para una receta, ideas, o algo así, me voy directo a la receta, porque a eso voy.
      Porque se como me comporto como lectora, yo no me mortifico por lo que hacen los lectores de mi blog, cada uno llega a él por razones distintas; agradezco mucho cada visita aun si no comentan, y los que si lo hacen, no importa si dan un simple qué bueno, tienen alguna pregunta o es un mensaje de corte filosofal, son bienvenidos todos -menos las groserías o insultos, por supuesto- y por eso me aseguro de responder cada mensaje, porque es lo menos que puedo hacer por las personas que se detienen un momento a leer y comentar, porque de tiempo, estamos todos cortos.
      Por ejemplo hoy, esta conversación ha sido muy fructífera con tantos puntos de vista, creo que tendremos que compartir mas sobre estos temas.
      Besitos a ti y Lara y happy weekend!

      Eliminar
  9. Ayer vi la entrada pero no tuve el tiempo de sentarme tranquila a leer como es debido, ya ahora me la he leído todita, con comentarios incluidos y estoy de acuerdo con todas las chicas.
    Primero que nada, te digo que este post es de esas cosas básicas que una necesitaría leerse de pe a pa cuando quiere crear un blog de cocina. Me fui a ver mi primera entrada que solo leyó Mr.G así como las demás que siguieron porque tristemente cuando decidí crear el blog no conocía a nadie en la blogosfera y mucho menos algún amigo que leyera blogs, ni gente que le apasione cocinar y como se puede ver todo era medio yo honga en el mundo blogueril, así como una timidez brutal a la hora de escribir (que solo esta la receta y ya ;)) jajajajjajaja, y la verdad que nada que ver con el proceso de transformación que ha tenido, pero como todo en la vida es cuestión de evolución y conocimiento sobre la marcha.

    Pues mi querida Angélica me encanta tu post, creo que es muy pertinente todo, los nombres creo que deben ser muy claros, eso sí no falta el día que me pongo poética, pero bueno lo importante es poner algo de lo que contiene creería yo. En mi caso muchas veces dentro de mis tertulias de antesala a la receta indico cosas, las que ya nos conocemos sabemos el estilo de cocina y de cada una, de igual manera me encanta leer todo el rollo, las anécdotas, historias, vivencias del día a día porque como dices literal es como llegar a "adelantar cuaderno con una vieja amiga" y en parte que cada receta lleva su trabajo, lo mínimo es leer, pero como lo dices muchas veces no se lee, muchas veces se va al grano o como ya lo han dicho un que buenooooo, ...en fin que eso tampoco me mortifica, lo que sí (a veces) es cuando te preguntan algo que esta de mil maneras repetido en la receta. Otra cosa muy cierta es que una no es perfecta y muchas veces se nos pueden ir ingredientes, una vez me paso con los pan de quesos y mi querida Ninoska me hizo caer en cuenta gracias a una foto de la cantidad de huevos, en finnnnn por eso agradezco las fotos porque puede pasar, por más que intentemos poner todo no falta el día !plop! pero como bien lo dices lo maravilloso de los blogs es que se pueden corregir cosas y hacer caer en cuenta de detalles (siempre se agradecerá ;) ).
    En cuanto a la estructura de la receta, en mi caso lleva 4 elementos porque como una vez me preguntabas acerca de los tiempos y lo minuciosa que soy..., la verdad es que me parece importante detallarlo, en muchos libros uno ve recetas que dicen obviamente para no asustar a la gente 2 horas (en las más largas) y cuando la vas a hacer son 3 o 4 (las más elaboradas) sin tener en cuenta tiempos de reposo, etc. en finnnnn que es mejor ser claros y decir la verdad. Muchas veces siento que me pasó y que se percibe como complicada una receta que es sencilla pero la desmenuzo de tal forma que puede verse muy laboriosa por la extensión del paso a paso en fotos, en fin... pero para futuras repeticiones me ha pasado que agradezco cada detalle con foto para ver que la cosa y consistencia vaya por buen camino). En mi caso, mi hermana es la que siempre hace mis recetas, la china es muy aplicada y han salido bien. Pero como leí antes puede que alguien haga todo igual y no le salga por mil factores, el horno la manera de amasar, la manera de mezclar, el molde que usan... en fin que uno intenta poner todo pero bueno. puede pasar...

    ResponderEliminar
  10. (primera vez que no me alcanza un mensaje y me toca en dos *_*)
    .....En cuanto a la lista de ingredientes me encanta eso que dices y generalmente leo ingredientes en muchos blogs que tienen varias preparaciones y cuando vas a ver los ingredientes todo es un desorden total, o la otra que me resulta más complicado a la hora ver lo que lleva una receta es que me parece inapropiada para una buena lecturabilidad y legibilidad es encontrar recetas cuyos ingredientes están redactados en forma de párrafo, creo que si uno va a realizar una receta, siempre resulta más fácil visualmente hablando, ver las cosas explicadas en una lista, con sus respectivas cantidades. (Siempre intentar poner sub-listados de cada preparación se agradece y si los ponemos por orden de uso y cantidad, mucho mejor, eso lo intento hacer siempre). Lo de la mantequilla creo que sí es importante aclarar que sea con o sin sal. (cosa que una da por hecho y que tengo que corregir porque aunque nunca uso mantequilla con sal, es mejor especificarlo). También es pertinente el comentario de poner las cantidades en peso y en tazas porque hay muchas cocinas que no tienen balanza (a intentar mejorar ese aspecto para volver la cocina apta para todo tipo de publico). Lo de los nombres de los ingredientes sí que nos pasa y más cuando estamos en otros continentes e incluso países y los nombres de las cosas cambian por completo incluso en este gran idioma tan maravilloso como el español donde una cosa puede ser otra muy diferente incluso en el mismo país (me pasa con el apio en rama que en la frontera le dicen apio España y a la arrancaba le dicen apio y así con miles de productos, incluso con las cosas [Mi costilla le dice a la estufa cocina* o en fin que este tema da para extenderse montones......]). Lo de explicar con verbos en infinitivo creo que es importante, pero eso se adquiere con la practica.
    Lo de la sal si es cosa complicada, porque acá cocinamos bajito de sal y creo que eso va en el gusto y nivel de sal de cada personaje, pero eso ya es algo personal. (Lo que sí creo importante es especificar los momentos precisos de poner la sal, que si va en la carne antes de cocinar lo digamos y el porque, o que si hacemos un fondo entonces la sal no va directamente en la carne sino en el agua para que la carne suelte todo su sabor... en fin. o que si hacemos frijoles o granos poner la sal al final para acelerar la cocción)..
    Y creo que siempre la sinceridad es importante y se agradece, que me paso esto o aquello eso se agradece mucho.

    Te agradezco esta entrada y me parece muy apropiada, muchas gracias por este post y a cada una de las respectivas participantes se les agradece también cada apunte.

    Un beso y buen finde.

    ResponderEliminar
  11. Me olvide de algo importante!!!!! creo que si hacemos un pastel, un pan, una tarta, algo que tenga un contenido o consistencia es importante mostrarla, muchas veces veo recetas de panes y no veo su consistencia, esas recetas me ponen a dudar mucho. Creo que es importante además de escribir todo muy claro, mostrar en fotos el resultado final con su contenido.
    Y ahora sí, no hablo más.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Natalia hermana, nunca había tenido mensajes tan largos en un post, todas se han explayado, eso indica el interés del tema y me encanta, pero el tuyo se lleva el premio mayor, jaja!! Cuando los vi puse como tus caritas *_* jaja!
      La idea es que esto ayude a nuevos bloggers y a todo aquel que tenga curiosidad sobre el tema, que siempre hay.
      Como dije antes, cada quien va desarrollando su método y estilo a medida que se van aprendiendo cosas, lo menos que yo quisiera con mi blog es que fuera el mismo que cuando comencé, lo quiero en su esencia pero en versión mejorada! Ni tampoco es cuestión de parecer perfectos...
      Considero que aunque la receta tenga una estructura, la forma como se redacta el método tiene el estilo de quien la escribe y eso le da personalidad. (Esto lo voy a escribir en el post!!!)
      Te digo algo, aspectos como los tiempos de preparación pueden ser meras guías, porque depende de que tan diestra sea la persona para cocinar; si de repente algo te dice que lo preparas en 2 horas, puede ser que a alguien le lleve mas o menos tiempo porque depende de algunos factores.
      Con lo que comentas sobre los nombres de los ingredientes pues tampoco es que vamos a poner un diccionario de sinónimos para que todo el mundo sepa de qué hablamos, te pongo el ejemplo, si yo estoy haciendo arepas y digo usar harina PAN, quien no conoce esa marca queda frito, entonces es mejor decir harina de maíz precocida que ya es algo más genérico y cada cual usará de la que tenga disponible; muchas veces damos cosas por sentadas porque son comunes para nosotros.
      La idea es ir mejorando lo que cada quien piense que le haga falta, yo siempre ando en la onda de aprender nuevas cosas, porque sólo se que no se nada....jaja!
      Gracias por todo tu aporte muy sincero y valioso con toda esa experiencia que tienes con tantas recetas de cocinas del mundo.
      Tengo mas ideas aquí para otros post de este estilo, ya tengo algunos en el tintero...
      Besitos y feliz fin de semana!

      Eliminar
  12. Angélica me he vuelto s pasar por si había post nuevo. Y me he leído todos los comentarios. Natalia se ha llevado el "premio gordo", pero en general eran comentarios largos y jugosos. Mira, que se nota que escribimos mucho y que encima nos gusta. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Patty, una conversación interesante. Imagínate como sería con unos vinitos y unas tapas jaja!!!

      Eliminar
  13. Menudo post más interesante. Yo en mis clases de lengua con los niños, siempre que trabajaba un texto instructivo, utilizaba una receta, incluso cuando enseñaba una lengua extranjera. Era muy fácil y sin que nadie me oiga, de paso, combinaba dos de mis pasiones, la cocina y enseñar lenguas.
    Se ve de todo por la red y como bien dice Nati en su largoooo comentario, a veces, no todo es oro lo que reluce.
    No somos nadie para dar lecciones. cada cual es libre de publicar como quiera, incluso con fraudes, que con sólo ser seguidor, o conocer el tema, se notan sin necesidad de ponerse a elaborar la receta. A mí, que soy de hacer pan y sé que nunca terminaré de aprender, ver que un día una persona publica la receta de una masa madre y a partir de ahí, sus panes son mejores que los de un panadero profesional, ya me aclara, que no es suyo.
    Lo mismo me ocurre cuando empiezo a leer y llega un momento, en el que la redacción es tan poco clara y está tan mal expresado todo, incluso con incorrecciones ortográficas. Es complicado seguir una receta así, pero respeto a todo el mundo, porque si su interés es, compartir su pasión por la cocina y no tiene otra forma, no somos nadie para criticarlo. Prefiero esto al fraude en el texto o en las fotos.
    También intento escribir la lista de ingredientes en orden y separar muy claramente, lo cada paso del proceso de elaboración para que quede bien claro. Notas, tiempos, aclaraciones, medidas, siempre ayudan. En muchas recetas no se ponen cantidades, sino unidades (1 manzana...) y me parece que, a la persona que vaya a elaborar la receta, le será más útil, indicar las cantidades de forma mucho más precisa.
    Todo lo que indicas es muy útil y seguro, que a más de uno que te lea, le parecerá de lo más interesante o al menos, le servirá para ser más "crítico positivo" consigo mismo y con cualquier post que lea.
    Como es tarde por aquí y no quiero enrollarme, dejo que mi querida Nati, sea la que más aportaciones a tu texto haga.
    Te envío un beso y felicidades por la idea de escribir este post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, muy interesante lo que nos cuentas, eres maestra? no lo sabía! Pero ahora me cuadra mejor por la forma como escribes en tu blog siempre con mucho mimo, pausa y detalle, me gusta mucho eso de ti!
      Sin duda, si alguien quiere aprender a leer o seguir instrucciones, nada mejor que una receta, me parece un recurso genial de tu parte.
      En tu caso, que escribes dos tipos de procedimientos para cada receta, ya tienes bastante trabajo, jaja!! pero imagino que con el tiempo has ido afinando tu método hasta lograr lo que se adapta a tus recetas.
      Coincido en todo lo que expresas, no es darse como experto cuando la idea es compartir experiencias y tratar de ayudar a otros o a sí mismo, y ese fue mi objetivo con este post y de seguro a alguien le servirá no sólo lo escrito arriba sino todas las aportaciones hechas en los comentarios.
      En cuanto a los ingredientes tienes razón, según sea la receta que se haga, las medidas en que se expresen las cantidades variará según el tipo que se use.
      Gracias amiga por dejarnos tus impresiones sobre este tema. Besitos!

      Eliminar
  14. He llegado a tu entrada de casualidad porque quería ver la receta de espárragos/jengibre de este mesen el reto "Color y Sabor de temporada".Pero me he encontrado con esta entrada tuya que me ha encantado.Entono un "mea culpa"en algunas cosas que dices...orden de ingredientes, no indicar cantidades y demás. Intento dar a los demás lo que me gustaría que me dieran a mí y, es cierto, que no nos fijamos que pueden leernos personas de diferente regiones o diferentes culturas, que pueden no entendernos. Muchísimas gracias. Me has sido de gran utilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María José, me alegra mucho que te resulta útil. Toma de aquí lo que consideres pertinente y no te preocupes, creo que en un momento u otro nos ha pasado a todos hacer ese mea culpa con este tema u otro que tenga que ver con esto de llevar un blog; no para uno de aprender!
      Muchas gracias por contarnos tu experiencia. Abrazos!!

      Eliminar

Gracias por unirte a la conversación, me alegras el alma y animas el blog con cada comentario que dejas. Mil gracias!!