Rosquitas caracheras de leche

-

8 de diciembre de 2018

Rosquitas caracheras de leche: haciendo una receta desde el recuerdo.

Rosquitas caracheras servidas con leche, recuerdos de navidad



IR A LA RECETA


Creo que la última vez que comí rosquitas caracheras era una adolescente.

Mi tía las hacía para Navidad y otras celebraciones; recuerdo la emoción de mi hermano menor y la mía al ir con papá a visitarla por la tarde a tomar café, comer rosquitas y jugar en el patio (algo que hacíamos casi siempre, pues ella vivía a media cuadra de nuestra casa).

Las rosquitas de leche, junto con el pan de leche y las acemas caracheras, son preparaciones digamos icónicas del pueblo de Carache, en el estado Trujillo en Venezuela. Ella aprendió a hacerlas puesto que estuvo viviendo allí muchos años mientras su hermano, mi tío, era sacerdote de la localidad.

Un 24 de diciembre estábamos en casa preparándonos para salir a la misa de Nochebuena, cuando mi tía María llegó con evidencia que algo le había pasado.

Mi recuerdo es que ella casi sin hablar se sentó en una de las sillas del comedor, y nosotros, asustados alrededor de ella, hablándole, ayudándole, que se yo...

Te puede interesar: Paledonias con coco

Rosquitas caracheras de leche, junto al pan de leche y las acemas caracheras son típicas del pueblo de Carache


Nos dimos cuenta que estaba quemada; parte de su pelo en la frente, pestañas y cejas ya casi no tenía y su ropa -unos vestidos de polyester que ella usaba- estaban como encogido en partes.

Estaba haciendo rosquitas y ella pensaba que el horno estaba encendido, luego se dio cuenta que no, trató de encenderlo otra vez pero la perilla estaba pasada y explotó.

Fue la última vez que ella hizo rosquitas, mi papá se encargó que ya no usara más el horno y casi ni la estufa y fue cuando comenzó a hacer las comidas en nuestra casa.

Demás está decir que no fuimos a misa, que las rosquitas terminaron siendo horneadas en casa y que gracias a Dios, lo que pudo haber sido una tragedia, fue sólo un susto.

Rosquitas caracheras de leche, haciendo una receta desde el recuerdo


Cuando estaba planificando mi receta para el parrandón, de inmediato pensé en estas rosquitas; hace mucho tiempo he querido hacerlas.

Mi mamá tenía la receta apuntada en un viejo recetario de tapa marrón, entonces cuando la llamo para perdirla, me dice que ese cuaderno se ha perdido...parece que alguien se lo llevó prestado y no lo devolvió.

Estuve buscando la receta por otras fuentes y nada que pude encontrarla, ni fotos hay en internet, cosa que me ha extrañado tanto, nada de nada...

Te puede interesar: Mandocas

Rosquitas caracheras en una bandeja antes de ir al horno


Pude haber resuelto con la receta del pernil, pero no, yo quería ésta y creo que la idea que una receta tradicional se pierda en el olvido es como un pecado contra nuestra humanidad, nuestras raíces, creo que por eso me empeñé mas.

También pensé que quizás si alguien lee este post me ayudaría a dar con la receta original, aunque les digo, yo estoy bastante conforme con mi resultado; además de todos los recuerdos que he tenido haciéndolas, ¡no tiene precio!

He hecho esta receta desde mis remotos recuerdos, a punta de memoria gustativa como le llaman. Hice montones de rosquitas: con mantequilla, sin mantequilla; con huevo, sin huevo, mas harina, menos harina...me faltó probar sin polvo de hornear (mi mamá dice que cree que no lleva), pero necesito comerme primero estas que tengo y seguir con el proceso de prueba.

Cómo hacer la masa de las rosquitas caracheras
Haciendo la masa


Al final me he quedado con la versión sin huevo porque me ha gustado mas su textura, un poco mas firmes, se acercan mucho a las que recuerdo.

Cómo hacer rosquitas caracheras
Formando las rosquitas


¡Vamos con la receta!

Receta para preparar rosquitas caracheras de leche

Roscas caracheras con leche


Esta es mi aportación al Tercer Parrandón de Recetas Navideñas, cuyo tema este año es sobre cocina familiar o regional navideña. Quise dejar mi receta para el día del cierre y sin planificarlo, coincide con el onomástico de mi tía, el día de la Virgen de la Inmaculada Concepción.

Parrandón de recetas navideñas 2018

Gracias a todas las amigas que atendieron la invitación a esta cita, para todas ¡feliz parrandón!


Recuerda guardar en Pinterest esta receta de rosquitas caracheras de leche para no perderla de vista

Angélica.
Encuéntranos en Pinterest Bizcochos y Sancoc

otras recetas e ideas

19 comentarios

  1. Qué penita que se perdiera la receta, de todas gforma estás que preparaste seguro que están riquísimas. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa, así es, pero estoy segura que la voy a encontrar, ya verás! Estas quedaron muy ricas también aquí en casa nos han gustado mucho! Feliz parrandón!

      Eliminar
  2. Es una historia por un lado triste, por el susto de tu tía y la pérdida de la receta original, pero alegre porque te ha venido a la cabeza un grato recuerdo, el de estas rosquillas que han sacado a flote tu gran tenacidad. A mi me parecen preciosas de entrada, van a lucir bien bonitas en el parrandón, un lugar donde la Navidad se ha vestido este año de tradición familiar y popular, que para mi es lo que caracteriza a la fecha. Te doy las gracias porque has tenido la habilidad con ello de extraer lo mejor de la memoria, esas cosas sin importancia, que sin embargo, a la vista está, nos han calado de por vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, este año el parrandón ha tenido un toque especial, creo que todas esas historias y vivencias personales lo han hecho único. Ahora pienso en esto de mi tía mas como una anécdota, pero en su momento fue un gran susto.
      Gracias a ti por ser parte de este bonito grupo, feliz parrandón!!

      Eliminar
  3. Angelica, menuda triste historia, menos mal que a tu tia no le paso nada peor! Pero entiendo perfectamente que quieras traer las rosquitas a esta compilación, un gran homenaje a tu tia! Se ven deliciosas y ojala aparezca alguien que te ayude con la receta original! Ha sido un placer participar! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maggie, ya verás que voy a dar con esa receta, por ahora me apaño con ésta que se parece bastante a lo que recuerdo, al menos la forma lo es, jaja!
      Un placer tenerte en este grupo maravilloso, feliz parrandón!!

      Eliminar
  4. Hola Angélica!! Vaya susto os tuvisteis que meter ese día, menos mal que no llegó a mayores. Y también siento que no encuentres la receta original, qué pena, espero que algún día des con ella. De momento nos quedaremos con esta que nos traes y por lo que cuentas se parece mucho a la original.
    A mí me ha encantado la forma que tienen estas rosquitas, te han quedado divinas. Tienen que estar muy buenas, las encuentro fantasticas para este Parrandón. Qué pena que llegue a su fin, lo he pasado genial. Gracias por haberme invitado de nuevo y me doy por invitada para el siguiente. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel, este parrandón ha sido épico, ahora estoy pensando en el tema del próximo año y no se me ocurre nada que supere este, jaja! De seguro que en algo pensaré como segura estoy que daré con la receta de las rosquitas, ya verás.
      Gracias por participar con tanto estusiasmo, feliz parrandón!!

      Eliminar
  5. Hola Angélica!!, afortunadamente no le paso nada más grave a tu tía, más que ese susto, que la angustia debió ser total. Que bueno recordar y plasmar para la posteridad recetas que nos marcarón en nuestra infancia, que nos traen los mejores recuerdos, además de unas fotos preciosas se ven unas rosquitas estupendas, besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Natalia! Estas rosquitas quería hacerlas hace mucho tiempo, las cosas de la vida, mientras estuve viviendo en Venezuela, no me interesé mucho en esa receta, sería por la idea que la receta siempre estaba allí o que se yo, ahora que la receta no está, no puede aguantarme las ganas de hacerla y replicarla lo mejor que pudiera.
      Muchas gracias por unirte al parrandón, me ha dado mucha felicidad cada una de las recetas que trajeron a nuestro encuentro. Feliz parrandón!!

      Eliminar
  6. Angélica, vaya disgusto de ese día con lo que le sucedió a tu tía, desde luego como dices pudo acabar bastante peor. Lis accidentes te llegan cuando menos los esperas.
    Bueno, un éxito la convocatoria a este nuevo parrandón, me han encantado las recetas, entre ayer y hoy las he visto y comentado todas. Hay muy buenas ideas y muy sencillas la gran mayoría, que de eso sé trata también, para no comernos mucho la cabeza.
    Me recuerdan a unas rosquitas que se hacen por aquí y con la misma forma retorcida del rulito. El color igual también. Hay que probarlas. No me extrañaría que en algún momento de nuestra Historia se hubieran importado o exportado, hay muchas cosas en común además de la lengua. Muchos españoles allí trabajando y buscándose la vida. Quizá alguno llevó o trajo la receta.
    MIl besos a las dos como siempre y felicidades por este pedazo de Parrandón navideño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patty, no puedo estar mas feliz con este parrandón, cada año nos superamos y el de éste en particular con historias tan bonitas ni hablar.
      No me extraña que haya una receta así allá, los postres venezolanos tienen mucha influencia española, especialmente las monjas en los conventos trajeron a Venezuela muchas de esas recetas que luego se fueron adaptando a los productos locales y salieron del claustro a las cocinas familiares.
      Gracias a ti por participar un año mas, ya vamos por el cuarto!! Feliz parrandón!!

      Eliminar
  7. hola mi querida amiga!!!! realmente fue una fortuna que no pasara algo peor con el horno, a Dios gracias ...
    Me siento identificada con la frustración que da que se pierda un cuaderno de recetas. Cuando empecé a publicar en mi blog, justamente lo hacía para resguardar recetas familiares, porque también a mi mamá le robaron su cuaderno de recetas, el que recuerdo de mi infancia ....estoy empezando mi gira por el parrandón!!!!! me encantan tus roscas!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Tuvo que ser desagradable presenciar lo de tu tía. Por suerte no hubo que una desgracia lamentar , y una pena que se perdiera lareceta original, aunque tus rosquillas seguro que son un buen homenaje a la cocina de tu familia. Me ha encantado participar en esteeste precioso evento. Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  9. Angélica la historia que nos cuentas es increíble!!
    Pobre de tu tía, que menos mal, que al final queda en un gran susto.

    Las rosquillas son preciosas y seguramente están igual de ricas.

    Me ha encantado participar y muchas gracias por la invitación.
    Es muy bonito por estas fechas unirnos todas por la misma causa.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Angélica, vaya pobre tía, qué susto os llevaríais,menos mal que quedó en eso y no fue a mayores. Esta rosquitas deben ser delciosas, para llevarlas de parrandón , para el camino. A mí me hubieran hecho falta pues vengo de visitar a todas las amigas que han participado y somos muchas las que hemos querido estar contigo. El parrandón se está conviertiendo en una tradición más navideña. ha sido muy bonito estar un año más, espero que sean muchos y te doy las gracias por hacerlo posible.Mil besos preciosa y feliz Parrandón!!!

    ResponderEliminar
  11. Mi querida Angélica, casi que no llego a tu receta, he hecho las visitas por partes, pero no te creas lleva su tiempo y es que uno se identifica con tantas historias tan bonitas y cosas ricas que han preparado todas que se entretiene más de la cuenta. Que fuerte lo de tu tía, gracias a Dios que fue solo un susto. Con respecto a la receta siempre pienso lo mismo, puede que no esté en Venezuela pero la mejor manera de que no se nos olvide nuestros platos y que se vayan perdiendo es hacer este tipo de recetas, para que queden plasmadas y otros puedan venir y prepararlas. Pues si no hay ninguna por la red, que fortuna que tu quieras rescatarla, esas de las cosas que hacen que tengan más valor lo que hacemos querida Angélica. Que ricas deben estar tus rosquillas, me llevo unas cuantas. Un placer inmenso participar en el Parrandón, todos los años ha sido un placer, pero este año ver tanta historias que nos trasladan a nuestra infancia de verdad ha sido de lujo.
    Un abrazo y feliz parrandón jefa! :D

    ResponderEliminar
  12. Buenas tardes Angélica,menos mal que todo se quedo en un gran susto,y tienen que estar deliciosas,al final no he podido participar en el Parrandón,pues entre que volví más tarde del viaje he tenido que ponerme las pilas este Puente para organizar un poco la casa y ponerla de Navidad.......no sabes la pena de no poder hacerlo porque me hubíera encantado
    Hasta tenía buscada la receta ,pero no he tenido tiempo para hacerlo
    Hoy mismo he aprendido como se puede programar las entradas......
    Bueno bonitamhe visto las maravillosas reectas de mis amigas bloger que lo han hecho
    feliz semana y muchos besitos guapa¡¡

    ResponderEliminar
  13. Guau! qué historia! y cómo se queda marcado en la memoria de los niños.
    Tus rosquitas se ven una delicia. Tenemos algo similar en Paraguay, pero nunca hice. Me llevo tu receta para hacerla en Bolivia para mis hermanas que extrañan las rosquitas.

    ResponderEliminar

Gracias por unirte a la conversación, me alegras el alma y animas el blog con cada comentario que dejas. Al dejar un comentario en este post es porque estás de acuerdo con nuestra política de privacidad Mil gracias!! 😊

destacada

Diy árbol de navidad para niños