Paledonias andinas con coco

Por -

2 de marzo de 2018

Paledonias andinas; nuestra receta familiar. Hecha con mucho amor.

Paledonia servida con café



La semana pasada mi mamá cumplió 87 años.

Pensar en ella cada día, me llena el corazón de alegrías y tristezas. Alegría por tenerla con vida por tantos años, mayormente en buena salud y con la cabeza en su lugar.

Tristeza por saber que sus últimos años de vida, ha tenido que padecer esta terrible situación en mi país, la que por demás nos ha separado.

Yo no tengo esas historias bonitas con abuelos y abuelas porque no los conocí, y me duele que mi hija vaya por el mismo camino; me da tristeza que mi mamá no disfrute de la alegría y sonrisa de mi niña (de mas está decir que las dos se parecen mucho) y verla crecer.

Pero quiero pensar en lo positivo, en reconocerla como el pilar y roca de nuestra familia, mujer sencilla y entregada a su familia, esposa y madre ejemplar; amiga leal y servicial; mi mamá querida a la que espero volver a ver pronto y abrazar...

Así que hoy con un toque nostálgico les traigo esta receta de paledonias con coco para celebrar a la distancia el tener una madre como la que Dios y la vida me ha regalado.

Así que pasemos a hablar de la receta porque ya se me está aguando el guarapo (expresión venezolana para indicar tristeza y que se está al punto de llorar).

Paledonia con coco en porciones


¿Y qué tiene de especial esta receta? ¡Que ésta es su receta! Por la que todos en la familia deliramos.

De seguro les ha pasado que cuando le piden recetas a sus madres, te sale con cosas como: pues ponle un poquito de esto o de lo otro...O, pues tú vas viendo ahí, que no sea ni muy flojo ni muy espeso....

Eso me pasó con esta receta de paledonia cuando se la pedí y comenzó a darme indicaciones mas no medidas ni nada por el estilo pues ella no las necesita; lo hace al ojo y siempre le queda bien. Después de algunos dimes y diretes, llegamos a un acuerdo de medidas y aquí les traigo mi preparación.

Te puede interesar: Torta Bejarana

Paledonia en molde rectangular

¿Paledonias o Catalinas?

Paledonias y Catalinas. No son lo mismo ni se escribe igual. Se parecen pero son diferentes.

Las paledonias son una especie de torta típica de los estados andinos venezolanos, hecha a base de papelón, harina de trigo y mantequilla. No lleva huevos ni leche señala enfática mi mamá y yo  no se lo discuto porque así como ella las hace son deliciosas!

En cambio, sus primas las catalinas, se preparan con mas o menos los mismos ingredientes, pero se parecen mas a unas galletas y se hacen todas redonditas o en forma de flor (ver esta receta de mi amiga Melba); a ambas también se les conoce como cucas (y no me pregunten porque no lo puedo decir por aquí a cielo abierto). Las paledonias son mas populares en los estados andinos; las catalinas en el centro del país.

Esta receta de paledonias es bien fácil como todo por aquí en el blog y que creo es una característica que heredé de mi mamá; aunque no les niego que siempre que la hago, me da miedo que no quede tan buena como la que ella hace, pero sí, que quedó ¡¡de-li-cio-sa!!

Son duritas en el borde, especialmente las esquinas y es la parte por donde comienzo a comerlas, jaja! y suaves en el interior. No se parecen en nada a esas comerciales horrorosas con un sabor pronunciado a bicarbonato.

Un dato importante aquí es hacer el melado de papelón con antelación para que esté completamente frío, pero sin llevarlo a la refrigeradora; debe estar a temperatura ambiente. Esta vez tuve el mío por dos días porque tuve un fiasco con el coco y tuve que posponer la receta (si me siguen en Instagram de seguro lo vieron en mis stories).

Paso a paso para hacer melado de papelón
Preparación del melado de papelón

Tuve un pequeño inconveniente con el molde porque no era lo suficientemente alto para la cantidad de mezcla; quedó un poco cachetón de un lado, casi al punto de desbordarse, pero el asunto no llegó a catástrofe.

El coco le da la textura y sabor que complementa la masa muy bien. Nosotros usamos coco seco natural que parto y rallo en casa, pero puedes agregar coco deshidratado. Un dato adicional que les quiero dar: la paledonia sabe mucho mejor al día siguiente de hornearla. 

Cómo hacer la paledonia con coco
Haciendo la masa de la paledonia

A mi esposo le encantan las paledonias con el café de la mañana y siempre cuenta cómo en uno de sus viajes mi mamá le preparó un paquete de paledonias para llevar y él dice que se sintió como uno de sus hijos y el pobre también comienza a hablar con nostalgia de nuestra vida en Venezuela...Creo que es el gringo más venezolano que he conocido.

Mezcla de la paledonia con coco en el molde antes de hornear
La masa es bastante densa. El coco se agrega al final

Vamos con la receta que ya se me está aguando el guarapo otra vez

Receta para preparar paledonias andinas con coco


Paledonias andinas con coco, receta familiar. Esta preparación tradicional venezolana no lleva huevos ni leche.

Ingredientes
  • 1 panela (papelón) de 450 gramos
  • 1 ramita de canela
  • Clavos de olor
  • 50 gramos (4 cucharadas) de mantequilla sin sal, derretida
  • 500 gramos de harina de trigo leudante
  • Coco seco rallado grueso (a gusto)
Preparación

  1. Se prepara el melado de papelón, partiendo la panela en trozos, la colocamos en una olla con 1 taza de agua (225 ml), la canela y clavos de olor (unos 6 clavos aprox.). Dejamos que hierva a fuego medio hasta que toda la panela se haya disuelto. Se deja enfriar a temperatura ambiente. Colar el melado para descartar las especias.
  2. Precalentar el horno a 350°F. Engrase un molde rectangular de 18 x 27 centímetros.
  3. En un tazón colocar un poco del melado y la mantequilla derretida, se mezcla y se va agregando la harina alternando con el resto del melado en tres o cuatro partes, mezclando con una paleta de madera o silicona. Agregar una parte del coco rallado con la última adición de la harina. La mezcla quedará muy densa. 
  4. Vierta la mezcla en el molde, agregue mas coco en la superficie. De un par de golpes al molde sobre la mesa para que se distribuya bien. Lleve al horno por espacio de 40 a 45 minutos o hasta que al insertar un palillo salga seco. Deje enfriar completamente en el molde sobre una rejilla.
  5. Servir y disfrutar!.
Notas:
  • El melado de papelón es mejor hacerlo al menos con un día de antelación, dejarlo enfriar a temperatura ambiente, no en el refrigerador.
  • Si sólo tienes canela y clavo de olor molidos, haga el melado sólo con agua y agregue las especias con la harina.

Paledonias (cucas) con coco

¿Vas a preparar las paledonias hoy?

Buen provecho y ¡que tengas lindo día!

Angélica.

Recuerda seguirnos en alguna de tus redes sociales favoritas: 

otras recetas e ideas

42 comments

  1. Querida Angélica,
    Te entiendo perfectamente con la historia de tu mamá. A mi madre le pasó un poco lo mismo solo que sus padres (o sea mis abuelos maternos) murieron jóvenes. Mi abuelo cuando mi madre tenía 23 años y mi abuela contrajo alzheimer prematuro y lo tuvo durante 8 años hasta que murió con 70 y pocos.
    A mí siempre me ha dado una gran tristeza no haber podido disfrutar de ellos como nieta suya. Por eso digo que entiendo tus palabras.
    Espero que puedas volver a reunirte pronto con ella.

    Hoy a través de tu receta he descubierto lo que es el papelón (y las paledonias!). Es más después de leer tu receta me ha entrado mucha curiosidad y me he ido a buscar más información sobre el papelón. Aquí en España, al menos que yo sepa, no lo tenemos. PUede que en alguna tienda especializada y yo lo desconozco por completo pero me encantaría poder encontrarlo y preparar esta receta porque tengo mucha curiosidad por conocer su sabor.

    Felicitarte también por las fotos porque me hab gustado mucho y la de la portada es muy bonita.

    ¡Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlota por este bonito mensaje, es una pena no disfrutar de los abuelos, tan querendones que son!
      Ya Isabel nos ha indicado que en Mercadona puedes encontrarlo, de seguro en algún otro lugar donde tengan productos latinos puedas buscarlo; hay muchas recetas fabulosas que se hacen con el papelón que también se conoce como panela o piloncillo.
      Besitos amiga!

      Eliminar
  2. Yo soy muy poco repostera, como ya creo que sabes, así que ver estas preparaciones nuevas para mi, captan mi atención incluso por el nombre. Tal y como la muestras se ve muy rica, algo que no dudo, ya que la haces con cariño y añoranza, dos buenos ingredientes para cualquier receta. Me gustaría probarla porque estoy segura que me iba a gustar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De seguro que te gustaría Lola, con una taza de café con leche calientico o te si es tu preferido. Es una receta que no quisiera que cayera en el olvido. Besos!!

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Angélica!! Ay las mamás, es que son mucho mamás, ellas son el gran pilar de nuestras vidas. Me alegro que a pesar de su edad tu madre se encuentre tan bien, y a pesar de haber tenido que pasar por ver a su país así, aún disfruta de todos vosotros, aunque sea en la distancia.
    Yo hecho muchísimo de menos a la mía, murió hace seis años por culpa de esa terrible enfermedad que por desgracia todos conocemos por algún familiar, vecino, amigo...el maldito cáncer. Yo sabía su final, claro está, y le pedí que me diera todas sus recetas, por tenerlas recopiladas y tener las excusa de hacer algo más juntas antes del final, y al igual que la tuya, todos los ingredientes eran por pizcas, puñados, a ojo... Y encima, que yo si apenas cocinaba (sólo hacía en mi casa los dulces), me costó darle el punto a las comidas, pero bueno, ahora, creo, que ya se parecen bastante a las suyas, seis años de prácticas da para mucho, aunque hay cosas que todavía se me escapan.
    Me encanta este pastel que has hecho, y más si la receta es de tu mamá, así que estoy convencida que te sale como a ella de bueno. Me encanta ese maravilloso color que le da la panela, con ese sabor a caramelo tan bueno que tiene, y ¡¡soy super fan del coco!! Con pocos ingredientes, fáciles de hacer, esas paledonias andinas, tienen que ser un postre muy rico, y con un resultado fantástico. Gracias por compartir con nosotros recetas así. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, lamento mucho lo que cuentas sobre tu mamá, qué triste, esta enfermedad tan penosa, a veces la vida es un poco injusta, no crees?
      Qué bueno que has podido guardar esos tesoros de recetas, es parte de quien fue tu madre y de muchos de tus recuerdos de niña cuando ella los preparaba en casa.
      Ya sabes, la panela además de ese sabor robusto, le da un lindo color a las recetas y va muy bien con el coco.
      Besitos y gracias por darnos el dato donde conseguir la panela en España!

      Eliminar
  4. ¡Ayomá! A mi se me puso el guarapo chorreando, Angélica tu madre tiene la edad de mi padre, él también los cumplió la semana pasada, y aunque yo lo veo a diario, porque me paso la vida en su casa, imagino por eso, lo duro y difícil que tiene que ser para ti.
    Mi hermana vive en Barcelona, que solo está a una hora larga de avión, de Sevilla, y sabemos lo que es querer y no poder estar juntos, sobre todo en momentos especiales, la distancia duele y mucho, y aún estando conectados todo el día, no podemos tocarnos y se hace muy duro sobre todo para mi madre, que aunque nos tiene a todos con ella, le falta la más pequeña, a la que solo ve dos o tres veces al año.
    Las penas con pan son menos, y si nos evocan momentos memorables, no sabes cómo me gusta.
    Tengo que probar las paledonias de tu madre porque las madres si que saben lo que hacen.
    Besos y achuchones por si te sirve de algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concha, les deseo mucha vida y salud a tus padres, y qué dicha tenerlos cerca, aun cuando a veces se pongan un poco difíciles, porque yo se como es, jaja! A medida que ellos se van poniendo viejos y nosotros también, somos mas sensibles a estas necesidades de afecto.
      Esta situación de nosotros es muy difícil y compleja por todo lo que está pasando en Venezuela y me siento muy impotente no poder hacer mas.
      me daría mucha ilusión si alguna vez pudieras hacerlas, o mejor, yo hacerlas e invitarte con una café!!
      Besos amiga, feliz domingo!

      Eliminar
  5. La receta completísima, muy bien explicada y de seguro que está para chuparse los dedos!
    Enhorabuena por tener esa mami de la que seguro has heredado muchas cosas, está en ti y en tu hija.
    Espero que os veáis pronto.
    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel, es una receta que no sólo es rica en sabor, sino en vivencias y anécdotas personales y familiares, es un tesoro para mi. Besitos!!

      Eliminar
  6. Angélica muchísimas felicidades para tu madre.

    Es una alegría siempre celebrar un año más de nuestros progenitores aunque entiendo la enorme tristeza que arrastras por tener que vivir lejos de ella y más aún que ella siga en Venezuela con la situación tan horrorosa que se vive ahí (y seguramente yo no me haga una idea fidedigna de la situación porque seguro que en las noticias que vemos en España no llegan a transmitir la verdadera realidad del pueblo venezolano) Es una lástima que en pleno siglo XXI se den estas circunstancias.

    Gracias por una receta con tanto sabor familiar y tradicional. De seguro tu madre estará muy orgullosa de cómo te ha quedado y que la hayas compartido al resto del mundo que no la conocíamos y nos hayas explicado las diferencias con la otra receta que tanto se parece.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, no sabes la impotencia que me da toda esta situación y no poder hacer mas, y tienes razón, las noticias no reflejan la verdadera tragedia de mi país...es peor de lo que se ve.
      Por otro lado, esta receta refleja esa otra parte positiva de Venezuela, sabores y colores de una tierra llena de gente generosa, está llena de sabor familiar como bien lo dices.
      Besos para ti y la princesa Lara

      Eliminar
  7. Angélica queeee precioso este post!!! Te cuento que se me aguo el guarapo varias veces con tu escrito, me sentía como conversando con una amiga, que belleza de verdad!! Además las fotos están preciosas y se ven suculentas, al punto de que quiero paledonias ya ya ya jajajajajaja!!!! me llegó el aroma hasta el tuétano de solo ver las fotos!! Las haré y por supuesto te contaré!! Un gran abrazo Adri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adriana no te creas, también se me han salido las lágrimas leyendo los mensajes de todas!! Gracias, qué bueno que te guste todo incluyendo las fotos, este post dedicado a mi mamita merecía algo especial.
      Besitos y me cuentas cuando la prepares!

      Eliminar
  8. El nombre de esta receta me llamó mucho la atención, porque no me sonó conocido, y como te conozco estaba bastante segura de que se trataría de una receta venezolana. Se parece mucho a una torta que he comido antes y que he comprado cerca de casa en Valencia, pero que le llaman "cortado", se consiguen los trozos ya cortados y los vendían empaquetados de a 10 trozos, a mi esposo que tiene herencia andina le encantan, y siempre quise aprender a prepararla, pero nunca encontré una receta con ese nombre. Tengo la ligera impresión de que se trata de lo mismo. ¿Tu sabrás si es lo mismo Angélica? A mi me está pasando como a ti, y es que mi mamá ya no está cerca de mi, el único consuelo es que ella pudo emigrar y está en España, no sé cuando nos volveremos a ver, pero aprovechamos la tecnología para vernos las caras y sobre todo con sus nietas más pequeñas ella está muy pendiente de eso. Espero que a pesar de la distancia al menos puedan disfrutar de ese tipo de contacto. Y que muy pronto puedan estar cerca y disfrutar de su compañía. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Judith, pues yo tampoco había escuchado eso de "cortado" pero posiblemente sea lo mismo o algo parecido a las paledonias. Tienes que hacerlas y ver si se parecen, si tu esposo es andino, de seguro le gustan.
      Muy triste esta situación en la que familias han tenido que separarse y sufrir de un lado y otro, porque uno se va, pero siempre con ese sabor amargo de saber lo que están sufriendo los seres queridos. Esperamos en Dios esto mejore de alguna forma, esto es terrible.
      Muchas fuerza y cariño para ti también amiga, besos!!

      Eliminar
  9. Angélicaaaaaa cuando me llegó la foto a mi correo no lo podía creer ....uhmmmm que ricuraaaaa yo ando buscando otra receta similar pero típica del pueblo de Upata, Estado Bolívar donde le dicen a las paledonias CUCA (cuca blanca y cuca negra) por cierto que las blancas sin papelón también son deliciosas. Pero la receta que busco hacer son como unas empanadas pero con la masa de las paledonias y vienen rellenas de un dulce de cambur o de guayaba, pero lleva bastante que te empalagas de lo rico que es!!!! voy a seguir experimentando. Prueba los Pavos rellenos de Curiepe, son deliciosos con esa combinación de piña, coco y jengibre. Un abrazo y gracias por la cita que haces de mi blog ... tqmmmmm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Melba, nunca había escuchado de ese dulce que mencionas pero debe ser una delicia! Es que hay tantos dulces y recetas tan típicas y desconocidas en cada casa, cada pueblito, una maravilla!
      Hay que seguir indagando y experimentando. Yo también te quiero mucho amiga, besos!!

      Eliminar
  10. Olvidé elogiar tan espléndidas fotografías, excelentes como siempre!!!!!! se siente el perfume de casa ... recreaste tu hogar materno, así lo siento ...

    ResponderEliminar
  11. Angélica bonita!! acabo de rescostarme luego de un largo día y a leerte con ansias, apenas vi tu receta en Ig el saborcito de dulce me quedo rondando. Primero decirte que deseo muchos años más de buena salud para tu mamá. Las dos sabemos que es tener a la familia lejos. Espero que la puedas visitar pronto, con tu pequeña y tu esposo. Recordarla y celebrar su cumpleaños a distancia creo que es un precioso regalo, sé que ella sabe cuanto la quieres.

    De la receta, me parece muy rica, esas combinaciones con panela y coco me matan, no olvido los golfeados, que delicia de rollitos. Fui leyendo tu receta y como somos casi que hermanas estás sí las he visto así como las cucas que son redondas y aplanadas.

    Me encantan las fotos, tu receta y el bonito regalo que nos das para celebrar juntas el cumpleaños de tu madre. De las proporciones, me río porque ellas son al ojimetro, pero todo les queda delicioso.

    Un beso querida amiga, que tengas un bonito fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus lindas palabras Natalia, no sabes cuanto anhelo regresar, aunque cada vez parece mas distante...
      Ay mira que bueno que conocieras las paledonias, por esos lados de la frontera con San Cristóbal deben tener...
      Gracias por tus buenos deseos para mi mamá, de veras lo aprecio mucho amiga, besos mil!!

      Eliminar
  12. Angélica! A mi también se me aguó el guarapo leyéndote... Que tu mami tenga muchos años de vida y la puedas abrazar se nuevo. Con respecto a la receta, me encanta. Nunca he preparado ni paledonias ni catalinas, es más no sabía que había diferencias entre ellas. Pero eso sí, me encanta. Esto tengo que prepararlo,me guardo la receta. Un abrazo amiga!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosel, primeramente bienvenida y gracias por visitar el blog! Con cada mensaje que leo, también sigo a moco tendido, muchas gracias por los buenos deseos y el cariño.
      Si alguna vez las preparas me cuentas, mira que están bien ricas en la mañana con el café, delicioso comenzar así el día. Besos!!

      Eliminar
  13. Me parece una receta espectacular, y llena de cariño. Seguro que tu mamá está muy orgullosa de ti y de tu niña, aunque no os podáis disfrutar tanto como quisierais...
    Un besote bien fuerte y lleno de cariño :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bárbara, así mismo es, este es un post y receta muy especial. Gracias por el cariño, besos!

      Eliminar
  14. Querida Angélica,felicidades a tu mama,que afortunadas somos las que estan con nosotras,creo que muchas veces no sabemos darle el valor y la importancia que tiene estas en nuestras vidas
    A Ellas,hay que mimarlas,quererlas,visitarlas y darles tiempo,y disfrutar nosotras del suyo que siempre estan esperando a regalarnoslo con una sonrisa y sin recriminaciones en sus labios porque ,le damos menos tiempo del que necesitan..........somos afortunadas
    Y esa receta es toda una joya culinaria me encanta
    Muchos besitos preciosa¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto eso que dices, a veces no valoramos ese amor incondicional que nos dan las madres, esos seres maravillosos que son como ángeles de la guarda...
      Muchas gracias y me alegra que te guste la receta, como dices, una joya! Besos!!

      Eliminar
  15. Que bueno todo lo que cuentas. Yo me siento identificada al 100 %, duele mucho que la abuela no pueda compartir con nuestros peques, lo sufro igual que tú. Con todo lo que cuentas me identifico, con las medidas también. Y receta tengo tiempo pensando en hacer paledonias para el blog, y siempre algo pasa, que ricas te han quedado, y con la descripción de que son las mejores del mundo mundial, me lo creo. Con esa pinta me entran unas ganas de comérmelas ahora mismo con mi café, que no veas. Me apunto la receta de tu mamá, (Solo algo que no entendí, las que yo conozco son redondas, tanto las negras (con panela) como las blancas. Así en un molde no las conocía son las misma o son una variación?).
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, cuando me llegó la notificación de tu mensaje, me dije, voy a ver quien es esta María de los Angeles Dávila que no la había visto por el blog y eres túuu, jaja!! Es que cambiaste de nombre de usuario!!
      Estas en molde son variación de las catalinas que se hacen individuales redondas o con forma de flor, que son las que mencionas.
      Besos!!

      Eliminar
  16. Angélica, estas recetas son totalmente nuevas para mi, así que como sus nombres. Estoy encantada de conocerlas y sobre todo de conocerlas de tu mano. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, un gusto y orgullo dar a conocer la cocina de mi país. Besos!!

      Eliminar
  17. Hola Angélica!!!
    Pues al leerte también se me está "aguando el guarapo", como decís en tu país.
    Cuando las mamás ya tienen una avanzada edad y encima están lejos... se sufre mucho. Doy fe también!!

    Sobre el dulce también me sorprende el nombre. Mira que hablamos el mismo idioma, pero utilizamos mucha veces otro nombre que nos resulta muy desconocido.
    Me quedo con la imagen que ahí veo que debe de estar delicioso!!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Pepi, esto de las madres es todo un tema, y mas en las circunstancias que estamos. Y con estos dulces, ya sabes, los muy tradicionales tienen unos nombres muy peculiares...
      Besos!

      Eliminar
  18. Angélica, preciosa, entiendo tus palabras y la nostalgia, yo a veces también la siento y me sumo a la expresión venezolana de aguando el guarapo. Siempre es una pena vivir lejos, para ellos y también para ti, pero así es la vida. Comprendo igualmente que con la edad de tu mamá, sientas una pena inmensa por la precaria situación económica y por lo tanto de suministros básicos como les está pasando a todos los venezolanos, solo hablo de los suministros... no hablo de lo otro por si acaso nos colapsan nuestros ordenadores (computadora), que de todo son capaces... ¡vaya, vaya!.
    Es un gusto ver tus recetas y si son auténticas de tu bonita tierra, mejor aún.
    Mil besos para ti y a la chiquituja muchos achuchones. Yo acabo de "pegarle" a mi bebé varios achuchones también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Patty, es una tragedia, una tristeza, nunca imaginé algo así...lo que queda es la esperanza que esto por fuerza de gravedad mejorará, no tengo otra cosa mejor que pensar por ahora...
      Besos amiga y me alegra disfrutes esta parte bonita de mi país. Besos también para el chico de los ojazos bellos.

      Eliminar
  19. Hola Angelica ! que bonito post, como se las hecha de menos ,aunque yo a la mía la perdí cuando tenia 11 años no hay día que no la recuerde y los dulces que yo preparaba con ella (sobre todo las rosquillas )muchas de sus recetas las apuntaba yo ,siempre me gusto tenerlas escritas
    muchas felicidades a tu mama y a ti por ese dulce que te ha quedado maravilloso
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mary por el cariño! Una pena perder tan joven a tu madre, pero así es la vida...Besos!

      Eliminar
  20. Que receta mas buena y se ve con todo el cariño a una madre que es lo mas bonito que tenemos, nuestros mayores también es verdad que usan muchas cosas a ojo, y luego no sale como queremos, yo al principio también lo hacía así, pero prefiero poner las cantidades exacta o soy capaz de hacer un destrozo de la receta cualquier día. jejejej

    besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así como la ves, así de buena está! A estas alturas ya la hemos comido toda, estoy en la búsqueda de mas panela para hacer otra, porque aquí en PR no es fácil conseguirla. Besos!!

      Eliminar
  21. Ayy Angélica, me enfriaste el guarapo a mi también 😪😪😪. Me uno a tu nostalgia y la comprendo perfectamente... desde cualquier ángulo es muy complejo... desde tu percepción, desde la de tu mami.

    Las preparaciones de la mamás son todo un desafío para llevar a una receta... ellas hacen magia con su intuición bien desarrollada... bellas!! Dios nos la cuide y les de más experiencias que les alegre su corazón.

    Aunque mi familia es andina, no la conocía esta receta, me parece maravillosa y seguro que la preparo... necesito unos meses extras en el año para preparar tus recetas, las de Melba, las mías!! 😜😜😜.

    Besitos amiga, te mando un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninoska yo también quiero unos días extras para cumplir con mi never-ending lista de recetas por probar, jaja, cada día se hace mas grande!
      Yo creo que las recetas de las mamás tienen ese encanto precisamente porque vienen de las manos amorosas de estos seres especiales y porque no son sólo simples recetas, sino son vivencias y recuerdos hermosos, pero como bien dices, resultan todo un desafío!
      Besos mi querida amiga!

      Eliminar

Gracias por unirte a la conversación, me alegras el alma y animas el blog con cada comentario que dejas. Mil gracias!! 😊

PARA CHUPARSE LOS DEDOS

Brownie chocolatoso para dos