Pie de parchita con base de galletas

|

1 de febrero de 2017

5:00

Con antojo de algo dulce, exótico y refrescante? Este postre te va a encantar.

Mini pies de parchita-maracuyá con base de galletas y cubierta de merengue, sin horno

Los venezolanos tenemos un gusto especial por la parchita, que en otros lugares se conoce como fruta de la pasión o maracuyá; nadie se resiste a un buen jugo de esta fruta acompañando unas ricas empanadas o arepas rellenas.

En los patios de las casas, crecen las enredaderas con tal facilidad, que me extrañó mucho cuando aquí en Puerto Rico encontré unas parchas -así las llaman acá- a precio de oro! 😲

De cualquier modo compré algunas porque en todo el tiempo que llevo aquí, era primera vez que las veía.

La verdad que no me decidía a qué preparar con ellas y que el gusto durara un poco más que simplemente hacer un jugo y tomármelo en una sentada; así que pensé en estos pequeños pies o tarticas, aprovechando estos moldes que me trajo el Niño Jesús y a los que todavía no había dado uso alguno.

Lo que hice básicamente fue tomar una receta de pie de limón y ajustar un poco las cantidades de jugo de parchita; también preferí hacer la base o corteza de galletas en lugar de una masa quebrada.

Receta para preparar pie de parchita-maracuyá. De sabor ácido, refrescante y ligero

Esta preparación no requiere hornearse una vez se coloca el relleno, sino que se lleva al refrigerador para que la mezcla se ponga firme; tampoco doré el merengue, porque me gusta más asi suave y blanquito.

Aunque me gustaron mucho mis nuevos moldes, tienen el inconveniente que son difícil para desmoldar, de seguro hay algún truco para hacerlo, pero no quería inventar con mis pequeñas tartas con parchitas de oro, aunque creo que no hay problema en comerlas directamente allí; sólo que para la foto fue un poquito complicado 😂😂

También les cuento que cuando hice la corteza de galletas y me disponía a hacer el relleno y completar el postre, tuve un imprevisto y no pude terminarla en el momento, por lo que las dejé en la nevera bien tapadas con papel film por 2 días!!

Así que el aprendizaje aquí es que puede hacerse con antelación y quedan geniales.

La pulpa de la parchita se extrae para hacer el relleno de estas tartas con sabor concentrado de la fruta

Vamos con la receta

Receta para preparar pie de parchita y base de galletas

Pie de parchita, de sabor ácido, muy refrescante y tropical. Esta receta no requiere horno para cocer el relleno; sólo la base requiere unos minutos de cocción.

🍅Ingredientes

Para la base de galletas
  • 200 gramos de galletas dulces (tipo María o con miel y bran)
  • 113 gramos (1 barra) de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/4 cucharadita de sal
Para el relleno
  • 3/4 taza (150 gramos) de azúcar
  • 1/4 taza (30 gramos) de maicena
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 2/3 tazas (160 ml) de jugo puro de parchita (unas 5 parchitas)
  • Agua para completar 1 1/2 taza de líquido (aproximadamente 200ml)
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada de mantequilla
Para el merengue (ver cupcakes de vainilla)
  • 1 taza (200 gramos) de azúcar blanca
  • 1/3 taza (80 ml) de agua
  • 1/4 cucharadita de cremor tártaro o vinagre
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 2 claras de huevo
🍲Preparación

  1. Corteza de galletas: Precalentar el horno a 350°F. Trocear las galletas y colocarlas en un procesador de alimentos o licuadora para triturarlas.
  2. En una olla pequeña colocar la mantequilla, azúcar y sal hasta derretir; agregar a las galletas trituradas, colocar en los moldes y presionarla en la base y los lados, primero con la mano, y luego con ayuda de alguna taza para hacer presión en la base y quede uniforme.
  3. Hornear por 15 minutos, dejarla enfriar unos minutos y llevarla al refrigerador.
  4. Para el relleno: En una olla combinar el azúcar, la maicena y sal, agregar lentamente el jugo de parchita con el agua y cocinar a fuego medio, batiendo constantemente con un batidor de varillas.
  5. En un tazón colocar las yemas de huevo y agregar una taza de la mezcla caliente de la parchita para temperarlos, batiendolos a medida que la agrega para que no se cocinen.
  6. Agregar la mezcla de huevos al resto de la preparación y seguir cocinando, revolviendo constantemente con una espátula de silicona o madera, hasta que la mezcla espese y comience a burbujear.
  7. Retirar del fuego y agregar la mantequilla y revolver bien; cuele la preparación para descartar cualquier grumo que se haya formado. Pasar la mezcla a un tazón y colocar un papel film tocando la superficie, para que no se forme una piel; dejar reposar unos 5 minutos.
  8. Agregar el relleno de parchita a la base de galletas y llevar al refrigerador hasta que esté completamente fría.
  9. Para hacer el merengue ver la receta del glaseado esponjoso y decorar las tartas; si desea, puede dorar la superficie con un soplete de cocina o el broiler del horno (yo no he hecho este paso).
  10. Servir y disfrutar!
🎵Notas
  • En total se necesitan 1 1/2 tazas de liquido (360 ml) para el relleno (agua y parchita), por lo que depende de la cantidad de jugo que saque de las parchitas, se completa el resto con agua para alcanzar la cantidad total, yo necesité 200 ml de agua.
  • Si quieres dorar el merengue en el horno, debes procurar cubrir toda la superficie de la tarta hasta los bordes para que no se encoja mientras está en el horno.

¿Has preparado alguna de nuestras recetas? Toma una foto y compártela en Instagram con la etiqueta #bizcochosysancochos y déjame saber de tus ricas creaciones en @bizcochosysancochos 

Mini pies de parchita-maracuyá, un postre refrescante y de sabor tropical, fácil de hacer y no requiere hornear

Cuéntame que tan fácil o difícil es encontrar parchitas donde vives? Qué preparaciones te gusta hacer con ellas?

Buen provecho y que tengas lindo día! 😉

Angélica.

Encuéntranos en Pinterest Bizcochos y Sancoc

Pin This Share on Google Plus Email This

Seguro que también te gusta

16 comentarios

  1. He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
    Un Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dezazu, muchas gracias, me alegra mucho que te guste mi blog y siéntete bienvenida aquí en mi casa virtual. Ya paso a visitarte también!!
      Abrazos!!

      Eliminar
  2. ¡Hola Angélica!

    No sabía lo que eran parchitas ¡algo nuevo que he aprendido hoy!

    Por aquí no es nada sencillo encontrar maracuyá, al menos en la zona donde yo vivo, y cuando hay, como te ha pasado a ti, son a precio de oro.

    Es curioso cómo en según qué zonas las frutas son de lo más común y no valen nada o son de lo más extraordinario y tienen un precio prohibitivo.

    Las tartitas te han quedado geniales. Me gustan los moldes, que seguro tienen truco pero entiendo que no hayas experimentado con esta receta ¡yo tampoco lo habría hecho! Me encanta la base de galleta, seguro que le da un punto buenísimo al relleno de parchitas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuca! Así es, pasa con frutas y verduras, entonces uno cree que porque las tienes en tu patio, crecen igual para todo el mundo, jaja! Pero es bueno saberlo. En algunos lugares se consigue el jugo o pulpa de frutas concentradas y congeladas y eso podría ser una opción.
      Preferí la base de galletas porque primero es mucho más práctica, y segundo, creo que va muy bien con el tipo de relleno.
      Un abrazo y ya te diré cuando le agarre el truco a los moldecitos!!

      Eliminar
  3. Qué monas! Te han quedado preciosas y fotogénicas! Jaja. El maracuyá aquí no se encuentra a no ser quizá en la época de las fiestas navideñas que hay de casi todo. Tengo unos moldes parecidos de metal y la segunda vez que los usé, les puse un papel vegetal de horno bien pegado en el fondo del molde, poniendo primero unas pinceladas de mantequilla para acoplarlo y que me fuese más fácil desmoldarlas. No sé si este truco te servirá para los tuyos. Besos grandes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patty, la cosa con estos moldes, y creo que también tiene que ver con el tipo de base (de galletas) hace difícil introducir un cuchillo o algo para soltar la tarta del molde sin que se rompan los bordes; lo que hice con una fue cortarla por la mitad y sacar un trozo y salió con facilidad, pero no veo que pueda hacer lo mismo para sacar la tarta completa!
      Bueno, veremos, hay muchas recetas más para seguir experimentando.
      Besos!

      Eliminar
  4. ¡¡Hola Angélica!! ¡¡Pedazo de fotos!! Pues mira, yo pensaba que no las habías desmoldado porque quedan maravillosas así y han quedado muy fotogénicas, y mira, si no nos cuentas que ha sido difícil desmoldar, pienso que era por estética que las fotografiaras con el molde.
    Por aquí es difícil encontrar maracuyá (o parchita, que nunca antes había oído), y si encuentras esta fruta en algún comercio donde venden fruta exótica, vale también un poco cara, la verdad. Yo le tengo ganas a esta fruta, pues con ese color, siempre se me ocurren muchas cosas para hacer con ellas, pero nunca las encuentro y si las encuentro, estoy en la ciudad por días y no es plan comprarlas y no utilizarlas en breve.
    Tus tartaletas son realmente tentadoras, me encantan, visualmente son una maravilla, y ya sabemos que todo entra por los ojos, y luego por el estómago, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel amiga!!
      Si, lo bueno es que no se ven mal en los moldes y por eso no tuve problema en mostrarlas así.
      Con la parchita es una de esas frutas que te cautivan, hay muchos postres que pueden hacerse con ella y siempre son de éxito, además que como dices, el color te invita a degustarla.
      Gracias por tus palabras, me alegra mucho que te gusten.
      Un beso!!

      Eliminar
  5. Angélica, es curioso este fruto, aquí en Sevilla se encuentra en grandes superficies, y aunque es un poco caro, siempre es asequible dependiendo del uso que quiera hacer de él.
    Tus tartitas son absolutamente espectaculares, el color ya da ganas de devorarlas, yo no hubiera podido tenerlas dos días en el frigo, seguro me hubiera levantado de madrugada (sonámbula, jajaja...) y me las hubiera zampado sin compasión.
    En casa de mis padres tuvimos sembrada una planta del fruto de la pasión, las flores son preciosas, pero entre que es una trepadora y lo invade todo, y que los frutos eran vanos, al final acabó mi padre sacándola y regalando a un vecino, que no sé si aún la conserva.
    Besos, feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Concha, bueno te aclaro que tuve 2 días sólo las bases, que las hice y luego no pude terminar el relleno y ensamblar el postre hasta después, jaja, cosas que pasan.
      Si, esa planta crece mucho y por eso necesita buen espacio, pero es una bendición tener una plantita de esas, pero hay que ponerle coto también o si no, se te pasan por toda la casa también, jaja!!
      Gracias amiga, besos!!

      Eliminar
  6. Que ricas se ven!!!!!! me encantan las parchitas y tu receta está espectacular!!!!! ... me la anoto para hacerla pronto!!! un fuerte abrazo amiga!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Melba, gracias amiga, quedaron muy ricas estas tarticas, a ver si me encuentro otras parchitas para repetirla!!

      Eliminar
  7. Hola Angelica!!... Dime por favor que es eso de parchitas?...por aquí no se conocen, espero tus noticias....Mil gracias..

    Elisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elisa! La parchita es la fruta de la pasión o maracuyá; así la llamamos en Venezuela.
      Saludos!!

      Eliminar
  8. Madre mía cuántas cosas aprendemos contigo!! Tienen una pinta deliciosa! Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga!! Igualmente para ti, feliz inicio de semana!!

      Eliminar

Gracias por unirte a la conversación, me alegras el alma y animas el blog con cada comentario que dejas. Mil gracias!!