Golfeados en pan de mono (monkey bread)

-

14 de noviembre de 2018

Golfeados venezolanos en una presentación diferente y divertida: en pan de mono o monkey bread.


Golfeados venezolanos en presentación de pan de mono (monkey bread)


IR A LA RECETA


Hace tiempo tuve la idea de esta receta y por fin comparto acá en el blog, se trata de estos maravillosos golfeados en pan de mono.

Es que a veces tengo ideas medio locas, lo que sucede es que se me olvidan porque, o bien no las apunto en su momento o porque las apunto y no recuerdo los apuntes, jaja!

Tengo listas y listas no solo de recetas, sino de proyectos manuales que quiero hacer y que nunca hago, me falta organización, no tiempo, porque todos tenemos las mismas 24 horas #fact , pero no hay mal que dure cien años y poco a poco lo voy resolviendo 😉

Bien, pero a lo que veníamos que es un cuento largo y vamos por partes.


Te puede interesar: Lacitos de canela


Golefados mini en una presentación diferente, se sirven con queso blanco y melado de papelón


Los golfeados son unos panes dulces venezolanos como unos cinnamon rolls pero mucho mas ricos porque el relleno tiene queso blanco y papelón (piloncillo) y la masa se aromatiza con semillas de anís, deliciosos a mas no poder.

Aunque no voy a entrar en detalles del origen de este pan criollo, sí me parece curioso que en el libro rojo de Don Armando Scannone, se le denomina Golfiado, con í.

Por otra parte, el pan de mono o monkey bread (entre otros nombre está el de pinch me cake o pastel pellízcame, por la forma como se come), es a su vez, un pan dulce  -aunque se pueden encontrar versiones saladas- muy popular en los Estados Unidos, el cual se hace en bolitas y se hornean en un molde para bundt cake, pero puede hacerse en cualquier tipo de molde, redondo cuadrado, rectangular...

Curiosamente, el origen y nombre de ambos panes es incierto y la cultura popular ha dado para todo tipo de especulaciones e historias.

Golfeados en presentación de pan de mono o monkey bread


Lo cierto es que un día se me ocurrió que el golfeado sería perfecto hacerlo en versión monkey bread para hacerlo divertido y diferente, porque me gusta su presentación en bocaditos individuales, son así como unos mini golfeados, a que no son lindos?

En casa nos ha encantado, es que es adictivo !! Ya lo he preparado dos veces y vuela, para mi niña las porciones son apropiadas y a ella le gusta tomar cada pancito en sus deditos.

Hice la mitad de una receta para golfeados venezolanos porque es suficiente para nosotros aquí en casa, si en tu caso son mas personas, pues es conveniente doblar cantidades y hornearlo en un molde regular para bundt cake, ya que así se cuece de forma uniforme, especialmente en el centro.


Te puede interesar: Rollos de fresa


Cómo hacer la masa de los golfeados


Esta masa se hace como cualquier masa de pan dulce, yo uso una KitchenAid, pero se puede hacer a mano perfectamente, sólo que necesitará un poco mas de tiempo de amasado.

Cómo hacer la masa de los golfeados paso a paso
Haciendo la masa de los golfeados


La masa es muy suave, su textura debe ser lisa y tiende a ser pegajosa, pero no se quedan restos adheridos a las manos.

Una vez que la masa hace su primer levado, se divide en tres o cuatro partes para trabajar con mas facilidad; mientras trabajamos una parte, cubrimos las demás con un pañito.

Se extiende la masa y se corta en círculos, (he usado un cortador de 5,5 centímetros) se coloca el relleno y se van colocando las bolitas en el molde, saldrán unas 35 bolitas mas o menos (la verdad que olvidé contarlas, pero por ahí va dependiendo del tamaño que se hagan).

Yo improvisé un bunt cake mas pequeño, usando este molde de 15 centímetros en la base y en el centro coloqué un cilindro delgado de una lata de conserva a la que se le quita las tapas de ambos lados.


Pasos preliminares para hacer el pan: mezclar los ingredientes del relleno, preparar el molde y dividir la masa


Mi paciencia y yo tuvimos un buen rato haciendo bolitas 😂, ya saben como soy para este tipo de cosas, y me parece que es una actividad muy entretenida para hacer entre varias personas, especialmente si se hace más cantidad de masa.

Una vez horneados, la masa se torna esponjosa y no tendremos nada que envidiar a los golfeados melosos porque el papelón que se va derritiendo: es Venezuela en un bocadito que sabe a gloria! 😍 (perdón por el nacionalismo -del bueno- exacerbado)

Formando el pan de mono o monkey bred con el relleno de golfeado
Se hacen unas bolitas que se rellenan con queso y papelón, luego se colocan en el molde


Usar levadura seca activa sin probar



Otra cosita que quise probar con esta receta, fue usar la levadura seca sin activar; (en este caso no me refiero a la levadura instantánea, sino a la seca activa). Bueno, esto fue algo de última hora en la receta pero me pareció interesante probar, las indicaciones de este método estaban en el mismo empaque de la levadura.

Consiste en agregar la levadura seca con la harina, azúcar y sal y agregar el agua un poco mas caliente que tibia y se sigue el procedimiento que indique la receta; es decir, que no necesita activarse previamente la levadura si se agrega el agua un poco mas caliente.

La masa ha quedado perfecta con este método, me gusta la idea. Es posible que si el agua está un poco mas fría de lo requerido, el tiempo de leudado tarde un poco mas; lo que sí hay que tener precaución es que el agua no esté excesivamente caliente o dañará la levadura.

Les cuento que no tengo termómetro, y mi método poco ortodoxo para probar la temperatura del agua es mi dedo meñique, jaja, así mismo! Para este caso, el líquido debe estar a una temperatura tal, que al introducir el meñique, se sienta caliente pero que el dedo lo soporte, que no sientas que te está quemando.

Este mismo método lo uso para hacer el yogurt casero y me funciona bien; si usas termómetro la temperatura debe estar entre 120°-130°.

Golfeado en pan de mono horneado en un molde para bundt cake


tip

💡 Puedes hacer este pan un día y hornearlo al siguiente, sólo debes seguir el procedimiento hasta que colocas las bolitas en el molde, lo cubres con papel film y lo dejas en la nevera toda la noche, luego en la mañana, déjalo aproximadamente de 30 minutos a 1 hora hasta que llegue a temperatura ambiente, y hornea según lo indica la receta .


    ¡Vamos con la receta!

    Receta para preparar golfeados en pan de mono


    Golfeado en pan de mono (monkey bread), detalle del interior con relleno de queso y papelón


    ¿Has probado los golfeados o el pan de mono? ¿Qué me dices de esta idea que los junta?

    Recuerda guardar en Pinterest esta receta  para no perderla de vista 

    Buen provecho y ¡que tengas lindo día! 😘

    Angélica.
    Encuéntranos en Pinterest Bizcochos y Sancoc

    otras recetas e ideas

    37 comentarios

    1. Tu preparado no puede ser más vistoso y ya imagino que está rico a rabiar. Te has tomado tu tiempo para hacerlo a tu gusto como buena perfeccionista que eres y mejor cocinera y así te ha dado un resultado brillante. Entre mis habilidades culinarias no se encuentra hacer masas, por eso llama mi atención aún más las que hacéis estas maravillas con ellas. El pan es excelente.
      Un beso.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Lola, un pan casero es una maravilla y mucho mas cuando traen tan buenas memorias como estos golfeados. Me encantaría compartir contigo un buen trozo de este pan, lo disfrutarías muchísimo.
        Besitos!

        Eliminar
    2. Hola guapa!
      Me encantan tus golfeados, hasta el nombre es bonito jeje, que bien te han quedado, tu niña claro que los disfruta, es lista, yo los disfrutaría doblemente y tendrias que hacer doble receta, tienen que estar deliciosos con su relleno y luego sacar trocitos seria una gozada, tomo nota porque me han enamorado estos mini pancitos....Bess

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Esther, ya ves que son una divinura, es que la combinación de queso blanco y la panela es un matrimonio perfecto, es una combinación muy usada en recetas venezolanas.
        Un besito!

        Eliminar
    3. ¡Espectacular Angélica!

      Me parece maravilloso que tengas ese sentimiento patrio y nos regales las recetas de tus recuerdos. Y con esta vuelta de tuerca y esta presentación tan bonita y apetecible no me extraña que cada vez que lo haces en casa vuele.

      Ay esa mano tan bonita que aparece llevándose su trocito

      ¡Besos mil!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Si conoces algún venezolano menciona los golfeados y verás lo que sucede, jaja! Es uno de los panes mas queridos en mi país, aquí en casa ya me los están reclamando otra vez y yo feliz de prepararlos! Besitos!!

        Eliminar
    4. Querida Angélica: Me ha enamorado tu receta. He leído todo sin perder detalle y me gusta mucho el giro que le das a la receta tradicional que no conocía.
      Las masas con anís las hago mucho porque también parte de mi tradición.
      Ya me ha comentado Elisa 😄😘
      Besos mil.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Marisa, estos panes son una delicia, esta combinación de sabores de queso, panela y anís son maravillosos.
        Jaja, ya tengo verde a Elisa hablándole del pan en microondas, jaja, a ver si me complacen chicas!!
        Besitos!!

        Eliminar
    5. Hola, no conocía los golfeados, la verdad es que me ha gustado mucho tu receta, las fotos Hablan por sí solas, un abrazo muy grande 😘😘

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Gracias Silvia, siempre es un placer dar a conocer las delicias de mi país. Un beso!!

        Eliminar
    6. ¡¡Hola Angélica!! Si estos golfeados están más buenos que los cinnamon rolls son palabras mayores, porque a mí me apasionan los ciannamon rolls. No soy muy fan del anís, pero si tú dices que están más buenos, es que lo están, con anís o sin él. La verdad es que parece un pan de mono completo, pero has hecho una versión estupenda con esta receta venezolana tan estupenda y que gracias a ti, he podido conocer. La receta es estupenda, y me encanta también que se pueda comer de a poco a poco, aunque con eso de que sea de poco a poco, yo pronto termino con todo el lote, je, je. Besitos.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola Isabel, te aseguro que son mas ricos, con mas sabor y personalidad, jaja, claro, aquí estoy un poco parcializada, pero así es, jaja!
        No creo que puedas comerla de a poco, cuando empizas no puedes parar, son adictivos!
        Me alegra que te gusten, un beso!!

        Eliminar
    7. Te había enviado otro mensaje y creo que no se publicó. Te decia que esta versión del monkey bread, es estupenda. Ya los he hecho yo en versión tradicional pero con panela, y eran de vicio total. Esta sabor a golfeado debe ser lo más. Me la copio porque es super divertida para hacerlo con los peques, a ver si caen en esta navidades. Me llevo uno de estos pellizquitos.

      Un abrazo!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola María, es que la panela da tan buen sabor así solita, con el queso ya tú sabes que pasa!! Espero lo prepares, verás que divertido hacerla en compañía!
        Un besito!!

        Eliminar
    8. Esta receta es un hit Angélica, desde que la conocí se volvió de las más vistas del blog, me encanta por esa combinación de queso y panela. Es la única receta que tengo venezolana en el blog, (claro que a ese punto pronto le pongo remedio.). Ahora tu versión en panecillos pequeñitos rellenos enamora, bolitas perfectas para las manitas que tu peque, que preciosas!!. Los he preparado muchas veces eso sí, siempre como buena ratona con un montón de queso y unos toques de limón, me encantan. Me llevo un par de bollitos de este delicioso pastel mono ;)
      besitos Angélica

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola Natalia, son deliciosos y adictivos, no crees? Curioso lo del limón, se lo agregas a la masa? Tengo que probarlo también, ya sabes QVQQ, jaja!

        Eliminar
      2. ralladura de limón a la masa, es que esa combinación de panela, queso y limón me recuerdan una bebida, eso sí, es solo un toquecito ;)

        Eliminar
    9. Angélica ¿sabes? este pan me parece espectacular, no es nada parecido a lo que tengo conocido por aquí, pero se que me gustaría, especialmente por el mimo y cariño que le pones a todo lo que haces, más cuando es puro sabor a tu querida Tierra, que por supuesto sabe a gloria, ni lo dudo.
      Yo en cuestiones reposteras, las tengo todas un poco abandonadas, y no hablemos de ñas horas que tiene el día, jajaja, porque a mi reloj, creo que le faltan varias.
      Supongo que la temperatura del agua que indicas será en grados F, porque en C 130º es para abrasarte el dedo, jajaja. pero a buen entendedor pocas palabras bastan, no hay nada como el termómetro manual, o sino véase a nuestras madres y abuelas, que tomaban la temperatura de la leche y papillas para los niños, sin necesidad de tanto artilugio.
      Besos y gracias por regalarnos tanta delicia.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola Concha, gracias por tan lindas palabras, me da mucha ilusión compartir estos sabores venezolanos y que tengan buena aceptación.
        Sí, la temperatura es farenheit, por favor que nadie se ase el dedo, jaja (ya voy a aclararlo). Esa habilidad casi innata de esas madres y abuelas, en asuntos prácticos en la cocina, hay que rescatarla o la cocina se nos vuelve un reservorio de cacharros, uno para cada cosa, jaja!
        Un besito!!

        Eliminar
    10. Hola Angélica, soy una enamorada de las buenas masas caseras. Me parece pura magia que salgan de ellas estas maravillas, aunque claro está , la mano de la cocinera vale mucho y tú eres una cocinera estupenda. Un beso!!!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Elisa, de acuerdo contigo, hacer pan es magia pura, con esta receta creo que me he reconciliado con las masas. Gracias por lo que me toca, te mando un beso de vuelta!!

        Eliminar
    11. Angélica, te ha quedado espectacular y esa mano chiquitita ahí metida entre este monkey bread una delicia.
      Se ve delicioso aunque yo en casa con eso de que no les gusta el queso siempre lo tengo mal para las recetas que lo llevan. Yo me comería un buen trozo recién hecho y quemando sin ningún problema. Muy buena pinta.
      ¿Te puedes creer que me pasa lo mismo que a ti?, apunto, hago listas interminables de mis cosas pendientes, me organizo de momento, pero después o no me acuerdo o hay otras cosas más inmediatas y chimpum... olvidados los buenos y organizados propósitos. Estoy escribiendo y muerta de risa. Tal cual.
      Muchos besitos a las dos.
      Ya nos hablamos.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Patty, no sabes cuanto le ha gustado este pancito, a mi esposo también, ya me lo están pidiendo de nuevo que lo haga, quizás lo prepare en la versión original como un rollo cortado, pues es más fácil, jaja, aunque es el mismo sabor.
        Jaja, mira qué cosas, creo que voy a ponerme como único propósito de año nuevo organizar esos apuntes a ver si hago algo, jaja, quien sabe, mi lista de propósitos de este año quien sabe donde estará, jaja, ya ves!
        Un besito!!

        Eliminar
    12. Hola Angélica, tenía tiempísimo sin pasarme por tu blog, he estado super mega ocupada, aún lo estoy, pero esta receta me pudo! Sencillamente tengo que probarla algún día. Me encanta! Besos y sigue creando cosas ricas y hermosas de ver!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Judith, qué gusto saber de ti, deseo que todos tus ocupaciones están dando muchos frutos y bienestar. Espero la prepares y disfrutes con tu familia.
        Un beso y ya sabes que siempre eres bienvenida por aquí!!

        Eliminar
    13. Hola Angélica. Se nota cuanto disfrutas en la cocina y es que al leerte uno se va haciendo la idea del cariño que le pones a todo lo que preparas.
      Como debes suponer me ha llamado la atención el título de la receta jj, entre golfeados y pan de mono has conseguido que además de desear poder probarlos, cosa harto difícil, me hayas sacado una sonrisa que en los tiempos que corren no viene nada mal jj.
      Estoy totalmente seguro de que estos golfeados con el aspecto que tienen deben estar tentadores. No me importaría en absoluto caer en la tentación de saborearlos.
      Buen fin de semana.
      Un abrazo.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Juan, me imagino que leyendo el nombre era como si estuviera en chino, jaja, no te creas, no sabía que nombre darle y escribir este post fue medio complicado para mi tratando de explicar esos nombres y todo, jaja!
        Yo se que si pruebas estos panes estarás de acuerdo conmigo que son adictivos, te encantarían, con café con leche, no hay merienda que le gane!!
        Un abrazo!!

        Eliminar
    14. Hola Angelica ! tengo la receta de los golfeados y la del monky bread guardadas en pendientes ,la idea de mezclarlos me parece estupenda ,tienen una pinta de lo mas apetecible , yo también seria de las de empezar y no parar , puedes decirme si la panela y el papelón es lo mismo ?
      besitos

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola Mary, sí, es lo mismo, dependiendo del lugar se le conoce como panela, papelón, piloncillo, rapadura...
        Espero lo pruebes y me dices que te parece, yo creo que te va a encantar!!
        Besitos!!!

        Eliminar
    15. Es super divertido como queda los golfeados, me gusta mas el nombre de pellizcame ya lo dice todo jejeje.
      Me encantan las masas aunque son entretenidas da un gusto comerlas que siempre terminamos preparando más.
      Ya estoy pellizcando la pantalla y llevarme un pedazo a la boca
      bess

      ResponderEliminar
    16. Me quedaré con las ganas de probarlos, es la primera vez que leo ese nombre, pero lo que nunca se me va a olvidar es la presentación tan deliciosa que has logrado.
      Es un bocadito tan rico, que hace la boca agua a cualquiera que se acerque a tu espacio.
      Cariños.
      Kasioles

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Kasioles, con gusto te invitaría para merendar estos golfeados, bien sea en su forma tradicional o en estas bolitas divertidas, quedarías encantada con este sabor tan particular. Un abrazo y gracias por visitar!

        Eliminar
    17. Que bonito !! se ve espectacular, y no dudo que riquisimo, me llevo tu receta para hacerla. Me ha encantado Angelica.
      Besinos
      El toque de Belén

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Gracias Belén, te va a encantar este pan ya verás, la combinación de dulce y lo salado del queso es maravillosa!
        Besitos!!

        Eliminar
    18. Niña, otra de tus recetas que me llevo sin pensarlo dos veces, estos golfiados, golfeados o como quieran llamarse lo que están haciendo ahorita mismo es llamar a mi deseo de probarlos. Bss

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Gracias mi querida Sonsoles, aquí en casa me los están reclamando otra vez, jaja! Te va a gustar mucho ya lo verás!
        Un besito!

        Eliminar

    Gracias por unirte a la conversación, me alegras el alma y animas el blog con cada comentario que dejas. Al dejar un comentario en este post es porque estás de acuerdo con nuestra política de privacidad Mil gracias!! 😊

    destacada

    Diy árbol de navidad para niños